Política

Para los nacionalistas el PSOE canario “está poniendo el riesgo el futuro de una generación con su incapacidad”

13.09.2020 | Canarias 

 

Los Jóvenes Nacionalistas de Canarias (JNC) denuncian “la cobardía” del Gobierno de Canarias que ha sido incapaz “de reclamar respeto para Canarias” y ha “agachado la cabeza y ha permitido el abandono del Estado”. Una realidad que, para los Jóvenes Nacionalistas Canarios “está poniendo en peligro el futuro de toda una generación”.

Los Jóvenes Nacionalistas de Canarias entienden que la actitud del Estado frente a dos grandes problemas que ahora mismo afrontan las islas; la caída de su principal actividad económica y el incremento en la llegada de migrantes a la costas “es de claro desprecio” al “ignorar una realidad que está impactando en la vida de todos los canarios de una forma u otra” y negarse “a entender que Canarias requiere soluciones singulares”.

“El Estado cuando no nos ignora intenta aplicar el Canarias las mismas recetas que aplica en el resto de sus territorios y cuando hace eso multiplica nuestras dificultades” y ante eso “el Gobierno de Canarias en vez de luchar por las islas agacha la cabeza y calla”, señalan los Jóvenes Nacionalistas de Canarias que advierten que “los socialistas canarios han tenido que elegir entre defender su tierra o defender a Pedro Sánchez y no lo han dudado; han defendido a Pedro Sánchez”.

“Por ello”, agregan, “nos encontramos con un silencio maquillado de ridícula protesta cuando los ministros ignoran los problemas canarios y no les dan solución y, al mismo tiempo, corren a rendirle pleitesía cuando se dignan a pisar las islas”. Así, ponen como ejemplo la “ridícula y vergonzosa imagen del presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, regalándole un timple a Pedro Sánchez cuando hace un mes vino de vacaciones a Lanzarote” en vez de aprovechar la cita para plantearle los principales problemas de las Islas. “Es decir”, agregan, “primó la foto agachando la cabeza ante su jefe antes de alzar la voz por Canarias”.

Para los jóvenes “esta actitud cobarde deja a Canarias sin rumbo y condena a toda una generación a la pérdida de oportunidades; poniendo en peligro su futuro”, concluyen.