Al Golpito

Según consta en la página Web del Gobierno de Canarias, la pobreza es una situación de falta de recursos para satisfacer las necesidades físicas y psíquicas básicas humanas, tales como la alimentación, la vivienda, la educación o la asistencia san

26.10.2019 | Redacción | Opinión

Por: Rafael J. Lutzardo Hernández

Según consta en la página Web del Gobierno de Canarias, la pobreza es una situación de falta de recursos para satisfacer las necesidades físicas y psíquicas básicas humanas, tales como la alimentación, la vivienda, la educación o la asistencia sanitaria. Es un concepto de carácter económico que, además, tiene impacto a nivel político y sociológico. Lo habitual es que sea medida por convenciones internacionales, tomando para ello un modelo económico y social ejercido y aplicado en un territorio y tiempo determinados. Este modelo considera pobres a las personas o sectores que están excluidos de aquellos beneficios de los que, generalmente, gozan la población predominante en una sociedad.

Hay varios criterios para definir la pobreza. Así, la pobreza absoluta es cuando las personas o sectores de una sociedad no cubren los estándares mínimos de vida, tales como nutrición, vivienda, educación o salud. Éste es el criterio generalmente utilizado en las sociedades no desarrolladas o en vías de desarrollo.

El umbral de pobreza absoluta suele venir definido, a niveles mundiales, a través de la línea fijada por el Banco Mundial de 1 y 2 dólares diarios por persona, cantidad que se considera suficiente para la adquisición de productos necesarios para sobrevivir.

Sin embargo, este umbral varía en cada país y época en función de su renta. Por ejemplo, el umbral de la pobreza en Canarias en 2001 estaba situado en 11,9 euros diarios por persona, mientras que en 2004 ya había pasado a 18,7. Esto constituye una variación muy notable en sólo tres años. Además, revela que en este periodo ha aumentado la riqueza de la región considerablemente y, por lo tanto, el umbral de pobreza es más exigente (esto se relaciona con la pobreza relativa).

La pobreza relativa es cuando las personas o sectores de una sociedad se alejan comparativamente, en sus ingresos o beneficios, de la mayoría de la población. Es la  condición más extrema de la desigualdad social, pero sin presuponer la carencia de elementos vitales básicos. Este es el criterio de pobreza generalmente empleado en las sociedades desarrolladas y es el que hemos utilizado para definir los siguientes puntos.

La pobreza en Canarias

Para conocer las características y condiciones socio-económicas de los distintos estratos sociales de la población canaria, el Instituto Canario de Estadística (ISTAC) ha diseñado y planificado la ‘Encuesta de Ingresos y Condiciones de Vida de los Hogares Canarios’.

Como indica el informe, el procedimiento utilizado para los cálculos ‘obliga’ a que siempre haya un porcentaje de pobres, ya que expresa un porcentaje fijo de la renta global. Conviene entender adecuadamente el término de pobreza, porque equivocadamente se cree que alude a situaciones de falta de recursos materiales por definición. Cuando se habla aquí de pobreza, se está hablando en realidad de un porcentaje de población que tiene bajos ingresos respecto al promedio poblacional. Por tanto, la pobreza es un indicador de la desigualdad, no de la ausencia de recursos materiales de vida. La mejor prueba de ello es que los hogares designados como pobres suelen disponer de múltiples recursos y equipamientos de consumo.

El riesgo de pobreza en Canarias con respecto a España y Europa

El Instituto Nacional de Estadística (INE creó en 2006 la ‘Encuesta de condiciones de vida’, que permite la realización de un análisis sobre la pobreza a partir de datos muy variados: la vivienda y los gastos que genera, los ingresos, el equipamiento del hogar, la situación económica, etc. Según esta encuesta en 2006, el umbral de la pobreza se situaría en 6.287,7 euros anuales (523,98€ al mes), y por debajo de ese umbral se encontraría el 19,9% de la población de España. Por su parte, Canarias se encontraría a más de 4 puntos por encima, con un 24,1% de la población.

Según esta encuesta, existen además una serie de características que relacionan a la sociedad con su nivel de ingresos. Esto se refleja en Canarias de la siguiente manera:

1) Las familias pobres presentan un mejor estado de salud cuando más altos son sus ingresos.

2) Existe un menor nivel educativo y mayor índice de delincuencia entre aquellas familias con menos recursos.

3) Canarias posee una escasa diversificación de la economía. La alta dependencia del sector servicios provoca un descenso en la media de los salarios, ya que es el sector de la industria el que mayor índice de ingresos genera en España y en Canarias no está desarrollado. Así, en el Archipiélago los salarios son comparativamente más bajos al resto del país y el índice de pobreza resultante es, por tanto, más elevado.

Análisis de la desigualdad entre la población

A pesar de la desigualdad expresada anteriormente, Canarias en general —como sucede en el resto de España— ha logrado ir reduciendo las diferencias entre su población, mejorando en general su calidad de vida. El cambio comenzó a producirse a partir de los años sesenta del s XX, principalmente gracias a los ingresos derivados del turismo masivo. La situación fue aún más favorable con la llegada de la democracia a mitad de los setenta y, posteriormente, con el ingreso de España en Europa. En este periodo se ponen en marcha  medidas sociales y educativas, el autogobierno político, además de lograrse el estatus de región ultraperiférica designado por la Unión Europea.

Supone un mérito de Canarias haber logrado no sólo un importante desarrollo sino, también, haber reducido las desigualdades, teniendo en cuenta su particular proceso histórico. Por ello, hay que recordar los efectos que ocasionaron la Conquista y la posterior colonización (s XV) con el desigual reparto de la propiedad. Asimismo, destaca el marcado distanciamiento de la elite intelectual -religiosa o burguesa- con respecto a las masas populares, junto al tradicional analfabetismo de las poblaciones rurales. En términos generales, las Islas han sido víctimas durante mucho tiempo del caciquismo, una lacra común a otras regiones coloniales y que perduró después incluso de dejar de ser oficialmente una colonia a principios del XIX.

En tiempos más recientes, se han dado otras causas que provocan la continuidad de las desigualdades económicas, como:

Los distintos ‘booms’ turísticos e inmobiliarios, que han generado riqueza a corto plazo, sobre todo para ‘unos pocos’ y empleo inestable ‘para todos’.

Las diferencias económicas según islas y zonas.

Los elevados índices de desempleo en Canarias (10,74% en Canarias frente al 8,03% en el conjunto de España) con numerosos desempleados de larga duración.

La alta demanda de los empleados con baja cualificación y, por tanto, con bajos sueldos perduran también actualmente.

Rafael J. Lutzardo Hernández

Rafael J. Lutzardo Hernández

Periodista y escritor. Actualmente colabora como columnista y realiza reportaje de sociedad en El Diario de Avisos.

Autor de numerosos prólogos de libros y programas de fiestas populares de nuestra tierra. Autor del libro "Vamos de Guachinches y otras casas de comidas"

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.