Política

La diputada de CC-PNC lamenta que el PSOE y Podemos se nieguen a que el dinero de los vecinos se quede en los bancos “en vez de a dar ayudas a las familias

29.09.2020 | Madrid

 

La diputada de CC-PNC en el Congreso de los Diputados, Ana Oramas, reclamó hoy en la Comisión de Hacienda el apoyo de todas las formaciones políticas para que todas las corporaciones locales -ayuntamientos, cabildos y diputaciones provinciales- puedan hacer uso de la totalidad de su superávit y remanentes para atender la emergencia sanitaria, social y económica actual. Como señaló la diputada nacionalista canaria “en este asunto no hay colores políticos puesto que hablamos de ayuntamientos, diputados y cabildos de todas las formaciones” que están ahora mismo “estranguladas y con graves problemas de liquidez y sin margen de maniobra alguno para atender a los ciudadanos que tocan en sus puertas para buscar ayudas”. La propuesta nacionalista fue aprobada con el apoyo de todas las fuerzas políticas y el voto en contra de Podemos y Podemos.

Oramas recordó que “quien puede dar la primera y más importante” ayuda a una familia con problemas “es precisamente el ayuntamiento; la primera puerta a la que se toca cuando llegan los problemas” y la realidad “es que ahora mismo, esas corporaciones locales, que tienen el dinero para poder ayudar no pueden hacer uso del mismo y se encuentran con familias a las que no se puede atender mientras se ven obligados a dejar el dinero en los bancos”.

La diputada nacionalista, que amplió el texto de su moción inicial para que la medida que proponía se extendiera a todas las administraciones locales del Estado, recordó que para hacer posible el uso de la totalidad del superávit y del remanente de las entidades locales y comunidades autónomas “solo hace falta voluntad política”. “Es posible hacerlo si el Gobierno tiene la voluntad y se puede hacer de forma urgente trayendo a este Congreso la medida que contará, estoy segura, con el apoyo de todos los partidos”.

La petición de CC-PNC salió adelante con el respaldo de todas las fuerzas políticas y el rechazo de PSOE y Podemos; un voto en contra que la nacionalista canaria lamentó “porque evidencia la falta de apoyo y respaldo a quienes ahora mismo necesitan de más ayuda”. “No solo se trata de que haya ayuntamientos que no pueden pagar las nóminas; se trata de que no pueden contratar personal para atender la emergencia social o, en el caso de Canarias, hacer frente por ejemplo a la limpieza de los colegios”.

“Ahora mismo”, prosiguió, “el uso de remanentes y superávit de las entidades locales solo puede destinarse a inversiones financieramente sostenibles” y se preguntó si “realmente la necesidad ahora es poner placas fotovoltáicas o cambiar los coches de las policías locales por vehículos eléctricos cuando les falta el dinero para poder pagar facturas de luz y vales de comida para sus vecinos”, argumentó.

La diputada recordó que en el caso de Canarias, la Comunidad Autónoma hará frente a una caída de ingresos del 40%, los cabildos de un 50% y los ayuntamientos de un 30% y ante eso “no hay más respuesta que la de ver cómo su ahorro, el ahorro de sus vecinos y vecinas, se queda en los bancos”. “No es un tema de colores políticos”, repitió, “es una cuestión de justicia que se permita a quien está en la primera línea de lucha contra la emergencia social y económica utilizar su dinero”.

Imagen de archivo: Ana Oramas, en el Congreso de Los Diputados