Actualidad

Rechazan el comunicado de los sindicatos de la Policía Local porque: “pretende generar una alarma injustificada sobre algo tan importante como la seguridad del municipio con fines exclusivamente corporativistas”

27.08.2018. Puerto de La Cruz

El Grupo de Gobierno del Ayuntamiento portuense “rechaza de manera tajante” el comunicado emitido a los medios de comunicación por parte de los sindicatos de la policía local de la ciudad turística, al “pretender generar una alarma injustificada sobre algo tan importante como la seguridad del municipio con fines exclusivamente corporativistas”. En este sentido, el Gobierno quiere aclarar, que la mayor parte de plantilla “no se siente identificada con el proceder de los sindicatos”, dado que muchos funcionarios “no están de acuerdo con lo manifestado en dicho comunicado, no sintiéndose representados por éstos”.

Para el Gobierno, es cierto que las instalaciones en las que desarrollan sus funciones los agentes del cuerpo de la Policía Local “han quedado obsoletas e inadecuadas para algunas funciones con el paso del tiempo, pero no precisamente en estos tres años de mandato, sino que es una situación que se ha constatado desde hace muchos años”. Y ha sido precisamente este gobierno el que “más se ha preocupado por darle solución, adelantándose a la solución planificada de trasladar la comisaría a la parcela donde se ubica el edificio de la antigua estación de guaguas”, subraya.

Así, se ofreció a la Policía la posibilidad de “un traslado provisional a las dependencias que ocupan servicios municipales como los de turismo o rentas, en sus dos plantas, en la Plaza de Europa”, lo que mejoraría sustancialmente el servicio que se presta actualmente. Opción que, “teniendo el criterio favorable de los mandos y de muchos integrantes de la plantilla de la Policía Local, fue desechada por los propios sindicatos”. No obstante, el Gobierno ha seguido trabajando y ha planteado “una nueva alternativa, en una ubicación distinta y para un traslado definitivo, cuya viabilidad económica está siendo valorada en estos momentos”, afirman.

La adquisición de nuevos equipamientos para la Policía Local es “un compromiso que el Gobierno viene mostrando desde el pasado ejercicio y que ha tenido reflejo en el presupuesto vigente”, asumiendo la adquisición de “nuevos vehículos entre otras cuestiones, cuya compra se ha retrasado este año principalmente por los retrasos en la tramitación de expedientes que se han ido registrando tras la entrada en vigor de la nueva ley de contratos del sector público, dotación que se hará efectiva e incluso se mejorará en los próximos meses”.

“Casualmente” -valora el Gobierno-, en los últimos meses, se han venido produciendo “una cadena de averías en los vehículos en servicio que se vuelven a repetir, hasta en 11 veces, nada más entregarse éstos reparados”, lo cual “no se corresponde con el estado de funcionamiento que venían ofreciendo regularmente hasta esa fecha”. Este hecho, -argumentan- se está analizando a fecha de hoy porque “suelen coincidir estas averías tras la utilización de los vehículos por determinados funcionarios”.

Pero lo que, a juicio del gobierno, ha podido comprometer realmente la seguridad del municipio, han sido “las bajas colectivas por reposo que, repentinamente, se han registrado en las horas previas a la celebración de importantes eventos para la ciudad”, pruebas deportivas de participación masiva y días grandes de las Fiestas de Julio incluidos, llegando a acumularse hasta “17 bajas en el lapso de un día, y que de no ser por la rápida intervención de los mandos y la concejalía de Seguridad Ciudadana, sí que habría podido tener consecuencias importantes para el correcto desarrollo de dichas actividades y para la imagen de la ciudad”.

En este sentido, el concejal de Seguridad Ciudadana, Pedro González, quiere agradecer la “vocación de servicio de aquellos funcionarios que no han sucumbido a las presiones de aquellos otros, que se han olvidado del principal objetivo de un agente de seguridad que es: garantizar el bienestar del ciudadano, teniendo siempre presente la vocación de servicio público que debe inspirar su actividad profesional”, señala el edil.

Aun así, -insiste el Gobierno- lo más curioso de todo es que estos comportamientos y las descalificaciones vertidas ahora por los sindicatos policiales se producen después de “iniciarse la instrucción de varios expedientes disciplinarios ante actuaciones presuntamente graves o muy graves que habrían protagonizado algunos agentes del cuerpo de la policía local”.

A todo lo anterior queremos añadir nuestra “sorpresa y enérgico rechazo ante las manifestaciones del portavoz socialista en el consistorio, Marco González”, quien, “siendo consciente de las gestiones realizadas por el Gobierno en materia de Seguridad Ciudadana” y del importante papel que precisamente la percepción subjetiva de seguridad juega en la imagen de nuestro destino, prefiera “alinearse con los que pretenden desviar la atención de las actuaciones disciplinarias promovidas contra los presuntos incumplidores y no apoye la depuración de las posibles responsabilidades ante comportamientos que se apartarían de la especial vocación de servicio que debe presidir la actuación de nuestra policía”, destaca el Grupo de Gobierno.

A juicio del edil de Seguridad, a lo largo del año se han venido “incrementando las actuaciones de la Policía Local en todos los ámbitos” y, además de realizar numerosas actuaciones en materia de seguridad vial y en especial “puntos de verificación de control de alcoholemia”, han aumentado las actuaciones para “erradicar la venta ambulante, para el debido cumplimento de las ordenanzas municipales y, a su vez, se ha mejorado muchísimo las relaciones con el Cuerpo Nacional de Policía”, lo que ha conllevado a la “reducción muy notable de los ilícitos penales, lo que convierte a Puerto de la Cruz en un lugar con cada día más ocio que garantiza la seguridad de las personas”, asegura Pedro González.

Usando una frase reciente del propio Pedro Sánchez, a Marco González le pedimos que, al menos por una vez, “deje de oponerse al interés general de los portuenses”, asevera el Gobierno municipal.