Actualidad

Hasta las 22:00 horas, el servicio de Policía Local, Protección Civil y los departamentos de vías, obras, alumbrado y alcantarillado, atendió numerosas demandas de la población satauteña

28.02.2018. Santa Brígida

El municipio de Santa Brígida ha vivido una jornada frenética por la gran cantidad de incidentes a causa del temporal de viento y lluvia durante la jornada del miércoles. Hasta las 22:00 horas, el servicio de Policía Local, Protección Civil y los departamentos de vías, obras, alumbrado y alcantarillado, atendió numerosas demandas de la población satauteña. Estos servicios fueron reforzados y contaron con un seguimiento permanente por parte del alcalde, José Armengol, y el concejal de Seguridad y Barrios, José Luis Álamo

La situación más complicada se produjo en la carretera del centro, a la altura de la curva donde se encuentra la ermita de San José, con varios atascos producidos tanto por la caída de ramas sobre vehículos, como por causa de un cable de telefonía que se enredó en la salida de aire acondicionado de una guagua de Global. Igualmente, se tuvo que intervenir en las urbanizaciones de Monte  Bravo y Hoya Chiquita, donde se tuvo que despejar las calles de las grandes ramas caídas durante la jornada y que impedían el tránsito de vehículos.

También se produjo una enorme cola de vehículos en la zona de El Madroñal, a causa de la caída de una rama sobre un cable de la red eléctrica. En esta ocasión se tuvo que solicitar la ayuda del personal del Consorcio Insular de Bomberos cuyo parque se encuentra en la villa de San Mateo. 

Una decena vehículos han sufrido desperfecto por la caída de ramas de eucaliptos en la zona del Monte, además de la caída de un árbol sobre una vivienda en la zona de La Atalaya, así como se contabilizan varias caídas de farolas, semáforos y maceteros por casi todo el municipio que ha sido azotado durante la tarde por un intenso viento con rachas muy fuertes.