NOVEDADES

Selección de poemas de Imprudencias (Editorial Diosa Blanca, 2015).

Ángela Molina Calzadilla   27-11-2016   23:11:48   Tagoror Digital

Prefiero el catecismo del cuerpo, antes que el del templo.

27.11.2016. Redacción

Por Ángela Molina.

Selección de poemas de Imprudencias (Editorial Diosa Blanca, 2015)

 

TACHADURA

Prefiero el catecismo del cuerpo, antes que el del templo.

Los excesos a los comedimientos.

El instante seguro y pertinaz.

La plaza al circo.

Los destellos fugaces a la perenne luz artificial.

Los cometas a los soles predecibles.

La vida, la insospechada vida, al simulacro.

TALLER OCASO

Los otros hablan.

En el taller nombran a Heidegger, a Kant,

a Hannah Arendt, a Pessoa, a Octavio Paz.

Saboreas el café y escuchas.

Anotas en tu libreta:

llover, llover sobre el musgo de las palabras

hasta volverlas limpias, ásperas, esenciales

palabras – patrias, significados ambiguos y coherentes.

MANIFIESTO ÍNTIMO

Si la poesía es una trinchera

para luchar contra todos los poderes,

acaso sea la vida

un campo de batalla para subvertir el orden,

cualquier orden, las órdenes, los roles,

para rebelarnos contra nosotros mismos y las creencias

que a fuerza de repetirlas emularlas y cumplirlas

nos convierten en el otro

ese que los demás conocen

y existe solo en la epidermis.

FOTOGRAFÍA

La luz amarilla de la lámpara de aceite no ilumina rostro alguno. Ya no.

La escoba se apoya a un lado de la pared de barro, sin manos que la asistan.

Las raíces de árbol

anarquistas

se apropian de la pared.

A los ojos del transeúnte todo es abandono o huida.

Adentro, ¿habrá una mesa servida?

¿un lecho con sábanas lavanda?

¿un par de manos tibias?

¿aroma a crisantemos?

¿una fotografía que mira sonriente al pasado?

¿un pequeño altar con una vela encendida?

Adentro, ¿qué te espera?

Si detienes el paso.

Si aceptas la invitación muda

de las puertas abiertas.

HUESOS

Los perros son sabios.

Cuando las poetas hablan callan sus ladridos.

Saben que el silencio es indispensable.

Ellos no sienten la premura de las gentes,

su desatinada ansia por llenar cada espacio

cada momento.

Su miedo no va más allá del castigo

de la sobrevivencia.

En la esfera celeste

todos los animales se dejan poseer

por la divinidad de su naturaleza.

Solo uno cierra la puerta a su instinto iluminante.

Solo uno vive en la oscuridad de la razón

y no se reconoce como bestia mansa.

Somos ese al que toda desnudez le causa espanto.

HOGAR DE LOBA

No es que no existan amores para toda la vida

es solo que no nos tocaron en suerte.

Nos hace esto acaso más volubles

pero no nos define la desgracia

no nos ata al desamor.

Simplemente nos vuelve intermitentes.

Encontramos a ratos

el resto del tiempo, estamos al acecho.

Y creamos amores con palabras

e imágenes, de savia.

Abraza al árbol, mientras tanto.

PROFANO

Dios bendiga la soledad de los amantes

y los haga entrar desnudos en el templo

porque solo ellos son el pan que se encarna.

Dios bendiga el secreto indecible que callan

ojos adentro cuando el cuerpo se hace fiesta

y la piel se engalana y la sangre se agolpa

en su rumor, el único y secreto verdadero.

Dios los bendiga despojados

porque solo ellos conocen

la inmortalidad del instante.

Dios bendiga la sonrisa que surge en el placer

la carcajada

el gemido

la caricia

el silencio

que se guardan.

Fe y religión del tacto.

Solo ellos renacen.

Dios los libre de todo mal y los oculte

–en el juicio final ya están absueltos

la prueba es que están juntos.

Dios los cubra y escuche su plegaria

de la palabra y del tedio los ampare

de las leyes humanas los esconda

porque solo ellos son los pies del Hijo que camina

sobre la Tierra.

Dios los salve de renunciar al sacrificio

que se hacen uno al otro,

de preguntarse los por qué

del abandono

de confesar como pecado su pasión

de entregar vanamente el don divino

de leer los mandamientos.

Dios los salve.

Y los mantenga puros en el lecho

y prudentes solo fuera de él.

Después de haberse hecho pan

y alimentarse

que se callen.

Que no renuncien

que no confiesen

que no teman.

Que lleven el silencio

y no intenten descifrarlo

con razones terrenas.

Ángela Molina Calzadilla

2

Poeta Venezolana residente en Gran Canaria. Periodista y Abogada.

 

 

Aviso Legal: Tagoror no se hace responsable de los comentarios y opiniones de sus colaboradores.

COMENTARIOS


© Copyright 1999-2017, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL