Cultura

En un acto emotivo, en el que estuvo presente el concejal de Educación, Carlos Ruiz y miembros del grupo gobierno, el nuevo inspector de Zona, Gilberto Marreo, directores y miembros de los equipos directivos de los centros, del CEP Gran Canaria Noroeste

30.10.2019 | Gáldar

El CEIP de San Isidro acogió este año la apertura del curso escolar 2019/2020 en Gáldar, inaugurado por el alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa, quien dio la bienvenida a los 3.332 alumnos matriculados en los diferentes centros del municipio de Infantil, Primaria y Secundaria, más los 750 del Centro de Enseñanza de Personas Adultas y más de un centenar que reciben formación a través de Radio Ecca.

La directora del CEIP San Isidro, Sofía Santana García, agradeció en nombre del colegio la oportunidad de abrir formalmente el nuevo curso académico y con él dar visibilidad al trabajo de las escuelas, pequeñas escuelas pero llenas de grandes proyectos y profesionales y una excelente Ampa, como es el caso del AMPA Los Labradores, presente en el acto, que empuja del mismo modo para alcanzar los objetivos de educar y trabajar por el futuro de nuestros niños, señaló.

En un acto emotivo, en el que estuvo presente el concejal de Educación, Carlos Ruiz y miembros del grupo gobierno, el nuevo inspector de Zona, Gilberto Marreo, directores y miembros de los equipos directivos de los centros, del CEP Gran Canaria Noroeste, CEPA y Radio Ecca, los protagonistas fueron los alumnos del centro, de infantil y primaria que ofrecieron junto a sus profesores actuaciones musicales, de concienciación medioambiental y poesía, que fueron muy aplaudidas por los asistentes.

A la guitarra el profesor del aula de folclore, Ernesto Medina; seguido del alumnado de infantil con una canción que habla de los pequeños gestos que pueden cambiar el mundo, más una poesía dedicada al otoño; para continuar con el baile del paraguas por alumnado de Primaria y con los estudiantes de 4,5 y 6 de primaria y su regalo al público de percusión corporal con la marcha Radetzsky.

Tras las palabras del inspector de zona que habló del pequeño milagro que se produce cada día en los colegios y la fortuna de contar con un sistema educativo como el nuestro, el alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa, tuvo palabras de agradecimiento al centro, a las familias, a la comunidad educativa y a todos los que han hecho posible la trayectoria educativa del municipio en la que se sigue trabajando para alcanzar los retos y proyectos que quedan pendientes.