Cultura

El caserío de Roque Negro vivió este sábado su día grande de las fiestas en honor a la Virgen de Fátima y a San Roque con la romería y quema del haragán que congregó a más de 200 personas desde el mediodía hasta bien entrada la noche.

01.09.2019 | Santa Cruz de Tenerife

El caserío de Roque Negro vivió este sábado su día grande de las fiestas en honor a la Virgen de Fátima y a San Roque con la romería y quema del haragán que congregó a más de 200 personas desde el mediodía hasta bien entrada la noche.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife apoyó la celebración de esta fiesta popular facilitando la presencia policial y servicios de emergencia, tal y como confirma el concejal responsable del área de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Florentino Guzmán Plasencia, que no se perdió la cita.

El edil, que también es el concejal responsable del Distrito de Anaga, participó de la celebración como uno más y mostró el apoyo de la corporación santacrucera a esta fiesta y a todas las que se desarrollan en este distrito por el enorme esfuerzo que realizan sus vecinos y vecinas para poder celebrarlas con éxito.

Una vez terminada la romería en la plaza del pueblo, las parrandas primero y las actuaciones de los artistas invitados después, se sumaron a las parrilladas de carne de cochino y de pollo de corral y a las de piñas de millo preparadas por los propios vecinos y vecinas de Roque Negro que, junto con el vino de la zona, hicieron las delicias de todos los asistentes.

La jornada terminó con la quema del haragán y la exhibición de fuegos artificiales.

Imagen: Concejal de Participación Ciudadana y Movilidad, Florentino Guzmán Plasencia