Cultura

Se preguntaba lo importante que podría ser en su vida, ese instante de la hora de llegada, en que su obra, una joya para ella, arribara al lugar idóneo

08.01.2021 | Redacción | Relato

Por: Isa Hernández

Se preguntaba lo importante que podría ser en su vida, ese instante de la hora de llegada, en que su obra, una joya para ella, arribara al lugar idóneo; cuando la mente que analiza el manuscrito aún está clara y, el entendimiento crítico aún está libre de toda contaminación, manipulación o influencias de circunstancias correctas exigibles; cuando aún el instante, ese relámpago en el que se decide si entra en el cómputo de los elegidos o se queda en el cesto de los papeles para más tarde decirle a su autor que no cumple los requisitos exigidos por la mesa de revisión de textos porque la afluencia de los mismos ha sido numerosa y la decisión ha sido muy estricta. Pero no por ello es menos bueno su escrito, su relato promete y pudiera ser que, en la próxima edición, tal vez entrara al concurso de sus quimeras, ilusiones, y deseos. Otro año más se quedaba esperando la aceptación, el júbilo, el éxito, y divagaba en cómo podía mejorar su relato para convencer al jurado de que escribía bonito, aunque ellos no lo captaran así. Al terminar de escribir se percató de que todo el escrito se le había emborronado con sus lágrimas y no pudo presentarlo.

Imagen: Isa Hernández | CEDIDA