Cultura

Desde pequeña jugaba con ellos intentando llegar al infinito, cada noche avanzaba un poco más creyendo estar más cerca

16.09.2019 | Santa Cruz de Tenerife | Rincón Literario

Por: Rosario R.V

Desde pequeña jugaba con ellos intentando llegar al infinito, cada noche avanzaba un poco más creyendo estar más cerca. Luego descubrí la posibilidad de sus combinaciones y su resultado exacto me fascinaba.

Con el tiempo determiné en mi mundo, según la estadística de mi vida, qué número me trae buena o mala suerte .

Trabajé con ellos admirando todo lo que podían llegar a representar y transmitir.

Nunca pude ver los números de una forma fría siempre les he buscado un significado, porque los números no sólo nos dan las posibilidades de realizar operaciones matemáticas, ellos también determinan nuestro comienzo , señalan acontecimientos importantes en el transcurso de nuestra vida y marcarán nuestro final.

Los números representan una parte esencial en mi vida formando un mundo profundo y mágico.

El 28 se convirtió en mi número favorito, me ha dado uno de los momentos más felices .

El 14 también es otro de mis preferidos, volvió a darme otro de los momentos más felices de mi vida...

¿ Es casualidad que el 28 dividido 2 tenga como resultado el 14 y que los dos me regalaran la dicha de ser madre ?

Amo los números y las letras, una combinación perfecta.