Cultura

No importa la hora, los días me son equivalentes

07.01.2023 | Redacción | Relato

Por: Jesica Delgado

www.libertadweb.wordpress.com

No importa la hora, los días me son equivalentes. Amontonados unos sobre los otros, sedimentando la Tierra…crecen también árboles.

Diminutos tejidos de paralelos y meridianos se observan al reposar el ojo sublime sobre la lente disipadora del microscopio. Y todo es el hombre y su ser. Nada le pertenece, ni las reacciones modestas de su cuerpo al danzar ebrio por las calles vacías.

El objeto se vuelca dentro de sí. Fagocitando su existencia pagana y ancestral. Devuelve a cambio un sujeto adherido por error a un resultado satisfactorio. No tiembles. Allá abajo nos sostiene un hombre condenado, una paradoja justa como solo puede ser lo imperfecto.

Aplausos colman la dicha de mi senectud. Su voluntad no fue más que un cóctel de Febrero en la orilla de su ventana.

La originalidad es un único nacimiento. De todos y de ninguno.

 

Imagen de archivo: Jesica Delgado