Cultura

El autor se basó en ‘El libro de la vida’, de Teresa de Jesús, para construir un diálogo entre la santa y un inquisidor

31.01.2018. Santa Cruz de Tenerife

La compañía canaria Platónica presentará este sábado, día 3, a las 20:30 horas, en el Teatro Guimerá la obra ‘La lengua en pedazos’, cuyo texto original pertenece a Juan Mayorga. El autor se basó en ‘El libro de la vida’, de Teresa de Jesús, para construir un diálogo entre la santa y un inquisidor. Esa conversación, que no existió realmente, representa a dos personajes que visten ropas actuales y transcurre en un escenario en el que únicamente figuran una mesa con algo de menaje y algunos alimentos como espacio intemporal a la fidelidad literaria sacada de pasajes de ‘El libro de la vida’ y ‘Cartas de una santa’.

La obra está interpretada por Idaira Santana Jiménez y José Manuel Segado, bajo la dirección de Enzo Scala. La representación ha sido programada por el Organismo Autónomo de Cultura (OAC) y forma parte del programa ‘Tenerife Artes Escénicas’ del Cabildo de Tenerife.

El quinto teniente de alcalde y concejal de Cultura, José Carlos Acha, indica que Juan Mayorga “elige el momento de la primera fundación que acomete Teresa de Jesús releyendo sus libros y su correspondencia para desarrollar esta pieza teatral”.

Las entradas, al precio de 12 y 15 euros, se pueden adquirir en la taquilla del Teatro Guimerá, de martes a viernes, de 11:00 a 13:00 y de 18:00 a 20:00 horas. También se pueden comprar por teléfono llamando al 922 609 450 o a través de la página web www.teatroguimera.es.

La acción transcurre cuando Teresa sale del convento de la Encarnación, donde vive al no ajustarse a las reglas de austeridad que ella considera que deben existir. En aquel entonces, muchos monasterios eran abiertos y grandes damas se retiraban a ellos con su servicio, por lo que, unos y otros, entraban y salían continuamente.

En secreto y en un ejercicio de rebeldía, Teresa sale de la Encarnación y, junto a una docena de monjas, funda el monasterio de San José, donde decide volver al cristianismo primitivo y vivir de la caridad. Esta refundación del cristianismo con voto de pobreza supone que la protagonista se enfrente a esos monasterios en los que entran señoras que nunca dejan de serlo, mientras ella busca una utopía igualitaria.

Este hecho provoca un escándalo en la ciudad y en los altos estamentos de la iglesia que, contrariada, decide enviar al inquisidor Salazar para que hable con ella y la obligue a renunciar a sus intenciones. O, incluso, la haga desaparecer para siempre. Teresa es acusada de infidelidad contra la iglesia, de vanidad por querer fundar una orden propia e incluso de haber vivido una juventud licenciosa antes de jurar sus votos.

El autor del texto opina que esta obra “puede interesar tanto a la gente que participa de las creencias de Santa Teresa como a la que no. Tiene valor para cualquier espectador ya que, sea o no creyente, hay posiciones que van a resonar muy actuales para esta época contemporánea”.