Cultura

El acto fue presidido por el alcalde de La Orotava, Francisco Linares, y el director general de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa del Gobierno de Canarias, Jonathan Martín Fumero.

03.12.2018. La Orotava

El Salón Noble del Ayuntamiento de La Orotava acogió en la tarde del lunes 3 de diciembre un acto de homenaje a 18 maestros que se jubilan este año y que han impartido clases en colegios del municipio. El evento se celebra con motivo del Día del Enseñante, y se realiza desde hace seis años en los que ya se ha homenajeado a más de un centenar de profesores.

El acto fue presidido por el alcalde de La Orotava, Francisco Linares, y el director general de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa del Gobierno de Canarias, Jonathan Martín Fumero. Mientras que la secretaria de la Fundación Canaria Orotava Historia de la Ciencia, Ana María Delgado Marante, fue la madrina de esta ceremonia y ofreció un interesante discurso sobre la importancia de la educación y el papel de los maestros, que han marcado la senda de la vida de muchas personas. Además, hizo una breve reseña de cada maestro presente, destacando pinceladas, anécdotas y valores de su vida profesional. También se contó con otros miembros de la corporación municipal, amigos y familiares de los homenajeados.

Los maestros recibieron un obsequio representativo de su profesión, elaborado por un artesano canario con elementos como madera, piedra y metal. Una madera que simboliza un libro abierto con innumerables páginas. En el corazón de este libro abierto se puede apreciar, en metal, una semilla que germina, y de la que crece un árbol que simboliza ese alumno o alumna que han tenido en cada una de sus aulas., en el que se simboliza el crecimiento de un árbol desde su raíz integrada en el interior de un libro.

Los homenajeados este año son María del Carmen Sánchez Lima, del CEIP Nuestra Señora de la Concepción; Juana Guadalupe Acosta Lima, del CEIP Leoncio Estévez Luis; María Dolores Hernández Palmero, del CEIP La Luz; María Herminia González Méndez, Maximino Álvarez Padrón y Francisco Manuel García Gómez, del Colegio Salesianos-San Isidro; María del Pilar García Luis y Rosa Mª Expósito González, del CEIP Infanta Elena; María Eugenia Golmar Izquierdo, Anna Isabel Spencer Thirlway y Pedro Constante Yanes Pérez del colegio Ramón y Cajal; María Isabel Valero Hernández, del centro educativo La Milagrosa; Ana Mª García Morín, del CEIP Santo Tomás de Aquino; Araceli Fernández Pérez, del IES Rafael Arozarena; y María Teresa Bello Pérez, María Jesús Bonilla Abreu y Enrique Sáenz de Navarrete Saade, del IES Manuel González Pérez. Emilio Luis Delgado Hernández, del Rafael Arozarena, es otro maestro que recibe el reconocimiento pero no pudo asistir al acto.

El alcalde Francisco Linares valora el papel de los maestros en el contexto educativo y asegura, por experiencia propia, que es uno de los oficios más bonito y relevantes por lo mucho que se puede contribuir en la sociedad, además de ser una actividad muy enriquecedora en múltiples aspectos de la vida laboral y personal. “Ser maestro es una vocación y eres maestro toda la vida”, apostilló.

Linares, en nombre de la corporación municipal, felicitó a todos los homenajeados de este año, y les anima a disfrutar de su nueva etapa en la vida. Algunos llevan dando clases más de 30 y 40 años, con rigurosidad y profesionalidad, y eso es de agradecer. También incidió en la importancia de celebrar un acto de estas características, iniciativa del grupo socialista respaldada por todos los grupos, “pues es un simple gesto con el que poder dar las gracias por esa ejemplar y sacrificada labor de los maestros durante gran parte de su vida”.

Jonathan Fumero subrayó también la importancia del trabajo de los maestros, y destacó los valores que inculcan en los alumnos como la tolerancia, la justicia, equidad…