Cultura

La decisión de esta reducción acarrea consecuencias severas, por lo que la resolución recalca su carácter definitivo y el hecho de que, al cumplimentar la solicitud, el alumnado manifiesta que las conoce y acepta

23.04.2020 | San Cristóbal de La Laguna

La rectora de la Universidad de La Laguna, Rosa Aguilar, ha firmado una resolución que habilita hasta el próximo día 15 de mayo un plazo para que el alumnado de grado o máster pueda solicitar mediante la Sede Electrónica la reducción total o parcial de su matrícula. La decisión se adopta como medida extraordinaria para evitar que las especiales circunstancias vividas a raíz de la declaración del estado de alarma afecten negativamente al alumnado tanto en lo académico como en lo económico.

De este modo, la resolución, que está en sintonía tanto por lo propuesto desde el Ministerio de Universidades como con la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas, trata de facilitar que el alumnado pueda finalizar este curso en las mejores condiciones posibles, puesto que se le permitirá reducir los créditos en los que esté matriculado para así reducir la carga lectiva del aprendizaje totalmente telemático que se está desarrollando en la actualidad o, incluso, anular totalmente la matrícula, dada la diversidad de especiales circunstancias personales y económicas que han podido surgir durante esta crisis.

La decisión de esta reducción acarrea consecuencias severas, por lo que la resolución recalca su carácter definitivo y el hecho de que, al cumplimentar la solicitud, el alumnado manifiesta que las conoce y acepta. Entre esas consecuencias está que un estudiante que sea becario y renuncie a la matrícula a tiempo completo, deberá devolver el importe de la beca ingresada y, en el caso de la reducción parcial, solamente podrá disfrutar la beca de matrícula y la cuantía de variable mínima (60€), teniendo que renunciar al resto.

Hay aspectos específicos referidos a la anulación total de la matrícula, la cual no supondrá la devolución de los importes que ya se hubieran abonado en diferentes plazos, pero tampoco generará deuda en futuras matriculaciones. Una consecuencia académica es que quedará anulado completamente el expediente del curso 2019-2020. En el caso del alumnado que este curso fuera de nuevo ingreso, la anulación total significara la pérdida de la plaza obtenida, por lo que el curso que viene tendrá que volver a realizar el procedimiento de preinscripción para acceder a la misma titulación.

En el caso de las anulaciones parciales, solo se permitirán para asignaturas del segundo cuatrimestre y producirá un reajuste de los importes pendientes por pagar o, incluso, una devolución de dinero en caso de que así lo indicaran esos cálculos. Hay que tener en cuenta que, en ningún caso, el alumnado puede quedar matriculado de un número inferior a los créditos mínimos establecidos en la Normativa de Progreso y Permanencia. Así, el alumnado de nuevo ingreso solamente podrá solicitar la reducción de 18 créditos del segundo cuatrimestre y, en total, no puede quedar inscrito en menos de 42.