Cultura

Poeta venezolana de raíces canarias, ha publicado los poemarios “Aclaratoria” (Editorial Bid&Co, 2013), “Imprudencias” (Editorial Diosa Blanca, 2014) y “Gula” (Editorial Eclepsidra, 2016)

11.05.2022 | Redacción | Cultura

Ángela Molina (Caracas, 1967)

Poeta venezolana de raíces canarias, ha publicado los poemarios “Aclaratoria” (Editorial Bid&Co, 2013), “Imprudencias” (Editorial Diosa Blanca, 2014) y “Gula” (Editorial Eclepsidra, 2016). Sus poemas han sido publicados en los libros colectivos “Festival Luis Natera” (Telde, 2020), “Mujeres 88, Antología poetas canarias” (AOC, 2017) y “Palabra y Verso” (Beginbook Ediciones, 2015) Y “Festival Luis Natera” (Telde, 2020).

Es Abogado (2005) y Licenciada en Comunicación Social (1995) por la Universidad Central de Venezuela. Su formación periodística se refleja en sus poemas, escritos en verso libre y de estilo intimista, confesional y social.

La autora tomó talleres con los poetas venezolanos Rafael Cadenas y Armando Rojas Guardia, así como cursos de literatura en la cátedra de Adriano González León, fallecido escritor y poeta venezolano.

Ha participado en los Festivales “Grito de Mujer” y “Festival Palabra en el mundo”. Actualmente es miembro del Círculo de Escritores de Venezuela.

Próximamente presentará su cuarto poemario, “Cuadernos de La Atlántida”, con prólogo de Berbel de Canarias.

 

Llueve en Caracas

 

La ciudad se apaga

en mi ventana

hay un verde mortal

que se deshoja

un verde selva que se anida

Los pájaros desesperadamente

buscan su nido

El Ávila se acorta y se desgaja

No sucumben las alas a este

aguacero de verano

Sólo en esta ciudad hay tanto abril

Tanto pájaro huérfano

Tanto amor a destiempo

Sólo en esta ciudad con sus miserias

Y su grandeza absurda

Esta ciudad que lucha

y muere y vence
Esta ciudad de acentos

y de afectos

Esta ciudad imposible

que sólo admite amarla

que nos lleva a todos en los cuernos

Que amanece y es selva

Esta ciudad con sus muchachos muertos

que nos ata

y nos condena

Te amo, Caracas

en tu muerte y tu miel

en tu precariedad exuberante

en tu dolor desnudo

en tu gente, con la que yo respiro

nada hay en ti que me resulte ajeno

Caracas

Y el filo en la garganta

Y el arrullo y los pájaros y el verde

Yo sólo soy en ti
 

Imagen: Ángela Molina | CEDIDA