Cultura

Acompañada a la guitarra, violín y piano por el músico Alberto Torres, la voz de Valeria Castro hizo estremecer de emoción al público que se dio cita en este espacio de Santa Cruz de La Palma

16.08.2020 | Santa Cruz de La Palma

Valeria Castro conquistó el corazón de La Palma en el concierto que ofreció la noche del sábado en el patio del Museo Insular, donde la cantante palmera desplegó todo su talento y sensibilidad, con un repertorio basado principalmente en versiones de canciones de autores españoles adaptadas a su estilo, pero también con temas propios. “No había un mejor comienzo que en mi casa, La Palma”, reconoció la artista.

Acompañada a la guitarra, violín y piano por el músico Alberto Torres, la voz de Valeria Castro hizo estremecer de emoción al público que se dio cita en este espacio de Santa Cruz de La Palma, donde se vivió una noche histórica en el primer concierto de la cantante de Warner Music, organizado por la Consejería de Cultura y Patrimonio del Cabildo de La Palma, siguiendo los estrictos protocolos de seguridad ante el Covid-19.

Versiones de temas como 'Agua', de Pau Donés, o 'Peter Pan', de El Canto del Loco, fueron introduciendo tanto al público que estuvo presente en el concierto, como a quienes lo pudieron seguir a través de la retransmisión en directo que se realizó por Internet, en el universo musical de Valeria Castro, quien subió al escenario un programa de versiones de canciones que “han definido mi vida, de artistas que admiro muchísimo y me han definido”.

Pero no todo fueron versiones. Valeria Castro también mostró su talento como compositora, con la interpretación de temas propios, que tienen además un marcado carácter social. Como 'Hay amor', una canción que compuso hace dos años ante el drama de los refugiados de Siria y que hace extensible a la tragedia que se vive en la migración en Canarias, “desde la visión de un niño o una niña, en la orilla de un continente en el que es imposible vivir y en la otra se inventan diferencias que no existen”. 'Guerrera' fue otro de sus temas y que compuso “para todas las mujeres de mi alrededor, de las que que aprendo diariamente”.

El lugar escogido para el concierto estaba además cargado de significado para Valeria Castro. Y es que, como recordó, fue uno de los primeros espacios donde cantó con la Escuela Insular de Música, en el musical 'El arca de Noé'. Además destacó la cercanía de las instalaciones de la Escuela, “que es donde me crié”. “Cuando digo que estoy en casa es porque me siento de verdad en casa”, añadió.

Esa sensación de estar en casa se percibía en la cercanía de la cantante, su seguridad sobre el escenario y la emoción de cada uno de los temas que interpretaba como 'Deseos de cosas imposibles' de La Oreja de Van Gogh; 'Contigo', de Joaquín Sabina, o 'Rayando el sol', de Maná. La canción canaria también estuvo presente, con una versión inolvidable de 'Nube de hielo'

Uno de los momentos más emocionantes del concierto se vivió cuando invitó a su hermana, Paula Castro, a subir al escenario para interpretar juntas 'Peces de ciudad', de Joaquín Sabina. Un momento cumbre de un regalo que brindó a La Palma en forma de concierto Valeria Castro, en medio de unas circunstancias complejas por la crisis del coronavirus.

La consejera de Cultura y Patrimonio del Cabildo de La Palma, Jovita Monterrey, ha felicitado a la cantante por compartir toda su sensibilidad y talento con su isla, en un concierto que ha tildado de “histórico”. Asimismo, ha agradecido el esfuerzo realizado por el personal del Cabildo y empresas palmeras que han participado en la producción de este espectáculo para hacerlo posible con los estrictos protocolos que exige la nueva normalidad.

Imagen: Concierto Valeria Castro | CEDIDA