Deportes

El equipo tinerfeño prioriza la salud de sus jugadores a la competición

13.03.2020 | San Cristóbal de La Laguna

El Cisneros Alter, en concordancia con lo anunciado por el Gobierno de España así como por la Federación Española de Voleibol en cuanto a la situación de emergencia que ha provocado la propagación del Coronavirus, el equipo cesa en su actividad deportiva hasta que las autoridades competentes estimen oportuno y el club crea que es viable.

El técnico de la escuadra lagunera, Rubén Martínez, destacó que ante “esta situación de caos, de miedo y de incertidumbre, la competición queda ahora mismo en un segundo plano”. Sin embargo, este parón, a priori de dos semanas, “no sé si nos va a afectar. Quizás nos perjudica porque estábamos en una racha donde la gente estaba mentalmente concentrada en este proyecto, motivados y además veníamos de una victoria”, recordó Martínez.

Asimismo, esta situación también ha llevado a que algunos jugadores, como el peruano Eduardo Romay, se marchen. “En este caso estamos perjudicados si se retoma la competición porque somos un equipo limitado y hay jugadores que suponen la diferencia. Pero el mensaje que él manifiesta es que en principio si se reanuda la Liga y la situación está estable, él volvería para terminar su objetivo inicial que es intentar mantener la categoría. Pero lo primero es estar tranquilos”, aseveró.

Estas circunstancias son “bastantes atípicas y según se vayan produciendo los acontecimientos iremos tomando decisiones. Vamos a dejar que fluyan estos días, que haya una sensación de más control y a partir de ahí tomar una decisión”. En este sentido, destacaba que la mente de los jugadores como las de cualquier ser humano está en “salvaguardar su salud y la de su familia. Tenemos dos semanas por delante para ver cómo se dan los acontecimientos y los jugadores están pendientes de las órdenes del club. Desde que podamos entrenar sé que serán los primeros en reincorporarse”, destacó Rubén Martínez.