Deportes

El técnico del Cisneros destaca el reto que supone construir un equipo con siete fichajes y afianzar un modelo de juego

20.12.2020 | San Cristóbal de La Laguna

El técnico del CD Cisneros Alter , Rubén Martínez, hace balance de las prestaciones de su equipo durante la primera vuelta de la competición dentro del Grupo B de la Superliga Masculina 2 (SM2). El conjunto lagunero llegó al ecuador de la competición en la tercera plaza, igualado a puntos con el segundo clasificado Leganés. Sin embargo, la diferencia de sets favoreció al conjunto madrileño por una sola unidad (13 frente a los 12 del Cisneros) y este hecho dejó a los tinerfeños sin el ansiado billete a la Copa del Príncipe.

Pese a este revés, Martínez considera que “el balance de la primera vuelta es positivo porque era un reto construir un equipo desde el planteamiento de tener que hacerlo con siete fichajes. Eso implica también afianzar un modelo de juego y crear muchas cosas que no se consiguen de un día para otro”, explicó.

“Sabe mal quedarnos –continuó el técnico–, al final, fuera de la Copa, pero considero que perder dos partidos de ocho en la primera vuelta, no es un mal rendimiento. Nuestro grupo está muy apretado hasta el sexto puesto y sabíamos que, en ese escenario, regalar sets era determinante. Al final, el que dejamos escapar contra el Palencia lo ha sido. Vale que el partido era por la mañana y temprano, pero hemos pagado con creces ese error. Ahora debe servirnos de experiencia para esta segunda vuelta”.

 

Imagen: Rubén Martínez, entrenador del CD Cisneros Alter | CEDIDA