Deportes

Organizada por el servicio de Deportes que dirige Alicia Cebrián, la primera edición se celebró en el inicio del año 2022 con cerca de 200 participante en aguas de la capital

02.01.2022 | Santa Cruz de Tenerife

La primera travesía a nado “San Salitre”, organizada por el servicio de Deportes del Ayuntamiento de Santa Cruz que dirige Alicia Cebrián, celebrada en el Muelle Sur en la Autoridad Portuaria de la capital, resultó un éxito de participación y organización, con cerca de 200 inscritos, llevando a cabo las restricciones propias de la alerta sanitaria vigente.

Esta novedosa prueba con carácter popular inauguró así el calendario deportivo en Santa Cruz, en el primer día del año, con participación desde edad cadete hasta veteranos, bajo la dirección técnica de Gesport Canarias y con la colaboración de la Junta del Puerto de Santa Cruz, además de Fred.Olsen Express y Med Deportes Salud.

En cuanto a la relación de ganadores, en el capítulo individual, Santiago Vicente Tornero y María Sukhovarova, fueron los ganadores absolutos de la prueba de 2000 metros; y Cristian Chávez Rodríguez y Arwen Reina Llamas, los vencedores en los 1000 metros.

En diversidad funcional, Cristian Manuel Luis Ibañez, del Midayu Tenerife, fue el primero en los 2000 metros, mientras que Antonio Mañes Fernández, del Hermano Pedro, lo fue en los 1000 y Elsa Aguilar concluyó en la segunda plaza.

Hay que destacar, por otro lado, la mención especial al Teneteide, con el “Premio Deportes Salud”, por ser el club con mayor número de participantes.

Según la concejala de Deportes, Alicia Cebrián, “estamos muy satisfechos con la celebración de este evento, que es la primera vez que se celebra, y la hemos podido llevar a cabo, cumpliendo con todas las medidas que se marcan en el nivel 3 de la alerta sanitaria”.

La edil de Deportes también manifestó que “este es el punto de partida de una prueba que queremos que se convierta en algo fijo en el calendario deportivo en Santa Cruz en el primer día del año. Tenemos que seguir haciendo cosas en las que la ciudad no le dé la espalda al mar”. Cebrián añadió “no hay que olvidar la gran tradición que hay de natación en Santa Cruz, pero queremos darla un mayor impulso aún si cabe, y en este caso siendo una competición en la que se podían inscribir estando federados o no”.

El evento se desarrolló en el Muelle Sur de Santa Cruz, en las inmediaciones del aparcamiento del puerto deportivo frente a la plaza de España, concretamente en la dársena de Los Llanos-Muelle de Rivera 2, con dos distancias: 1.000 y 2.000 metros. La entrada y salida al mar de los participantes se realizó por la rampa del muelle de Rivera próxima al aparcamiento del puerto deportivo de Santa Cruz.

Los nadadores llevaban en la muñeca un chip que les proporcionó la organización como sistema de seguridad y como método de control de tiempos. Los participantes llevaban un gorro de un color u otro según la distancia que vayan a nadar, mientras que el uso del neopreno era opcional.

Hubo trofeos para los tres primeros en cada una de las distancias, tanto en la clasificación general, como en cada una de las categorías y de diversidad funcional, así como al primer participante que cruzara la línea de meta sin neopreno, tanto en la distancia de 1000 como en 2000 metros.

Imagen: San Salitre | CEDIDA


 

También te puede interesar