Economía

Todos nos sumamos a hacer efectivo el mensaje de “Quédate en Casa”, como no puede ser de otra manera, porque con ello salvamos vidas y cuidamos de nosotros mismos y nuestros familiares, amigos, vecinos

28.03.2020 | Valverde de El Hierro

Desde la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de El Hierro, a tenor de la situación generada por el coronavirus, y siempre primando la salud y, por tanto, la contribución ciudadana para frenar la pandemia, permanecemos activos ante la necesidad de evaluar la crisis socioeconómica que esta situación está generando en la Isla, de cara a extender nuestro esfuerzo para buscar medidas que sirvan para paliar los efectos negativos que está teniendo en el tejido empresarial.

El estado de alarma decretado el 14 de marzo por la emergencia del Covid-19, obligó a paralizar la actividad de gran parte de las empresas de la Isla, bien por el cierre obligatorio al público del sector de la hostelería o comercio, entre otros, como por la disminución de la actividad de aquellos que permanecieron y siguen activos por ofrecer productos y servicios de primera necesidad, pero sin la normal afluencia de público.

Todos nos sumamos a hacer efectivo el mensaje de “Quédate en Casa”, como no puede ser de otra manera, porque con ello salvamos vidas y cuidamos de nosotros mismos y nuestros familiares, amigos, vecinos. Pero, desde casa, a la preocupación sanitaria añadimos la económica por ver paralizada la actividad mercantil de la Isla. Y es por esto que pedimos a los máximos responsables regionales, insulares y municipales que empiecen a hacer efectivas medidas de alivio para la sociedad herreña que permitan, al menos, garantizar el mantenimiento de la actividad económica que hasta ahora existía en El Hierro.

Desde APYME nos ponemos a disposición de los empresarios y también de los representantes públicos para trabajar de manera conjunta, pues opinamos que debe primar la voluntad común para paliar la crisis generada por el coronavirus.

Y en este sentido, no nos olvidamos de la ciudadanía, a quien además de mandar un mensaje de ánimo y gratitud ante un comportamiento ejemplar, pedimos también solidaridad para levantar a la Isla de la crisis en la que está cayendo a consecuencia de la emergencia sanitaria. Esto es, como siempre pero ahora más que nunca, concienciar a la población de la importancia de invertir en el comercio local. “Pensemos en esos bares y restaurantes que están disponibles para servirnos un cortado cuando lo necesitamos, y que ahora permanecen cerrados, sin ingresos, con productos perecederos y personal dependiente de unos sueldos que difícilmente vamos a poder pagar; en los comercios con productos de temporada, almacenes llenos con la llegada de la nueva temporada, y mercancía que van a tener que pagar aún antes de que quizás hayan podido vender un solo artículo”, afirma el presidente de APYME, Feliciano López.

Son muchos los sectores que con esta situación han visto duramente golpeada su economía y ven lejana la solución si no abogamos al sentido común y el trabajo conjunto, por ejemplo también para que el sector turístico vuelva a ser uno de los motores de la economía insular. Por estas y todas las consecuencias que nos deja una situación cuya evolución aún es una incertidumbre, es por lo que hoy queremos dar un paso al frente y ofrecernos a cuento desde esta Asociación podamos hacer para aportar un poco de aliento a la sociedad herreña.