Economía

Tras denuncia presentada por el sindicato CSIF ante la Inspección de trabajo de Santa Cruz de Tenerife contra el supermercado Alteza, ubicado concretamente en la calle La Sota, nº 9, en el municipio de San Cristóbal de La Laguna

15.04.2020 | Santa Cruz de Tenerife
 
Tras denuncia presentada por el sindicato CSIF ante la Inspección de trabajo de Santa Cruz de Tenerife contra el supermercado Alteza, ubicado concretamente en la calle La Sota, nº 9, en el municipio de San Cristóbal de La Laguna, a consecuencia del reiterado incumplimiento de la empresa en cuanto a dar equipos de protección individual a los trabajadores, tanto la propia Inspección como la Consejería de Sanidad han tenido que actuar de forma contundente. 
 
Según ha conocido el referido sindicato, “si les cierran el establecimiento, no podrán abrir sus instalaciones hasta que equipen a sus empleados y clientes de una forma suficiente que elimine la posibilidad de contagiarse de coronavirus… o hasta que lo crea conveniente la propia Consejería de Sanidad”. Desde la semana del 6 al 12 de marzo, los servicios jurídicos del sindicato CSIF han estado en constante contacto verbal con la Inspección de trabajo por una denuncia presentada por el sindicato mayoritario dentro de la administración pública y de claro crecimiento dentro del ámbito de empresa privada, manifestándole el temor de que los trabajadores de dicho supermercado se vieran contagiados a causa directa de que la empresa no ponga a disposición de los trabajadores y clientes los equipamientos necesarios para limitar el riesgo de contagio. Así, la empresa en ningún momento se ha preocupado por la salud de sus empleados ni tampoco por la de sus clientes, “no aportando en ningún momento los medios necesarios actualmente, tales como mascarillas, guantes, geles desinfectantes, paneles protectores para las líneas de caja…”. 
 
Según han denunciado los servicios jurídicos del sindicato, queda claro que los trabajadores no importan a la empresa, “lo único que les importa es vender y vender, hacer caja, y si los trabajadores se contagian o contagian a alguien de su entorno ya irá otro trabajador o ninguno a suplirlo”. A consecuencia de la actual crisis, se está incluso “vendiendo mucho más que días fuertes como serían los de la época de navidades".  
 
Desde el sindicato CSIF, en palabras de su vicepresidente autonómico, Javier Galván, “se sienten orgullosos de lo logrado, debiendo de felicitar tanto a la Inspección de trabajo de Santa Cruz de Tenerife como a la propia Consejería de Sanidad, quienes se están tomando muy en serio su forma de actuar en casos como estos, en que se arriesga la salud de los propios trabajadores”. Añade por último, que “es un orgullo poder luchar bajo las siglas CSIF, e ir viendo como vamos cambiando la tendencia de pequeñas y medianas empresas, las cuales han ido creciendo a costa de sus trabajadores, quiénes son los auténticos héroes de nuestra isla, y no los empresarios, como muchos quieren hacernos creer”.