Economía

La Cámara de Comercio advierte de la necesidad de reaccionar ante la tendencia de moderación en los ritmos de crecimiento del empleo

04.12.2018. Santa Cruz de Tenerife

El mercado laboral de las islas mostró en noviembre señales contrarias según el indicador de referencia que se tome. Así, el número de parados experimentó un repunte de 1.874 personas debido, fundamentalmente, a los aumentos del desempleo entre las actividades dedicadas a la hostelería (+766 parados), actividades administrativas (+372 parados) y al grupo de desempleados “sin actividad económica” (+374 parados), en el que se engloban todas aquellas personas que se incorporan a las listas del desempleo por primera vez, que no pudieron compensar las caídas del desempleo en comercio (-503 parados) y educación (-152 parados). Un empeoramiento entre las cifras de parados que no se puso de manifiesto en el dato de las afiliaciones a la seguridad social, también publicadas en el día de hoy, ya que estás experimentaron un incremento mensual del 0,3% con 2.797 afiliados más que en octubre.

De esta manera noviembre se cierra con un total de 209.975 parados inscritos en las oficinas de empleo público y 810.263 afiliados a la seguridad social, 9.723 parados menos y 26.323 afiliados más que en noviembre de 2017. Unos registros anuales aún positivos que desde la Cámara de Comercio se valoran positivamente, aunque advierten, como ya lo habían hecho hace unas semanas en la presentación del Boletín de Coyuntura correspondiente al tercer trimestre del año, de una desaceleración lenta en los ritmos de crecimiento del empleo y en la caída en el número de parados por el descenso en la actividad económica, especialmente en el sector servicios, que se viene produciendo a lo largo de todo el año 2018, tras un ejercicio histórico en términos de actividad, recaudación y empleo.

Para el presidente de La Cámara, Santiago Sesé, “estas advertencias que nos van mostrando los datos nos tienen que hacer reaccionar, adelantándonos en la toma de decisiones y en las actuaciones que sean necesarias tomar para impedir que las tendencias sigan a la baja, con posibles retrocesos del empleo en el corto y medio plazo”.

En esta línea, continúa afirmando, es importante aprobar y activar la inversión productiva prevista por el ejecutivo, en gran parte condicionada por la aprobación definitiva de los convenios con el Estado, sin olvidar la agilización administrativa que lejos de mejorar no ha hecho más que empeorar, desincentivando las posibilidades de inversión del sector privado de las islas, y con ello su capacidad para mantener y aumentar su actividad, además de mejorar las cifras de empleo de Canarias.”

El paro aumenta mensualmente en todos los sectores de actividad, aunque sigue estando por debajo de los registros de hace un año en todos ellos.

El paro aumentó en noviembre en todos los sectores de actividad. El incremento más acusado en términos relativos se produjo en Agricultura y Pesca (3,8%), seguido del colectivo "Sin empleo anterior" (2%), Construcción (1,2%), Servicios (0,7%) y, finalmente, Industria (0,4%). En valores absolutos el mayor aumento fue el de los servicios con 1.065 parados más, seguido del grupo sin empleo anterior (+374), la construcción (+236), la industria (+35) y la agricultura (+164).

Por lo que se refiere a las tasas anuales, en todos los sectores descendió el desempleo siendo la caída más acusada la registrada en Construcción (-7,7%), seguida de Industria (-7,5%), Servicios (-4,1%), el colectivo "Sin empleo anterior" (-3%) y Agricultura y Pesca (-1,6%). En valores absolutos lideran la caída los servicios con 6.679 parados menos que en noviembre de 2017, seguidos de la construcción (-1.729), la industria (-650), los desempleados sin actividad económica (-594) y la agricultura (-74).

Véase detalle del informe en la Web http://estudios.camaratenerife.com/

Imagen de archivo: futurismocanarias.com