Economía

La media de afiliados a la Seguridad Social en Canarias aumenta en febrero en 3.108 ocupados respecto al mes anterior (0,4%) y se sitúa en los 783.665 trabajadores, 34.887 más que hace un año (4,7%)

02.03.2018. Santa Cruz de Tenerife

Los datos del mercado de trabajo continúan siendo favorables en el archipiélago, tal y como evidencian el descenso de 619 parados inscritos en las oficinas de empleo público y el aumento medio de afiliados a la seguridad social en 3.108 personas durante el pasado mes de febrero en las islas.

Un comportamiento mensual positivo para ambos indicadores que también tiene un reflejo en el mismo sentido al comparar las cifras con las de hace un año. Así, el número de parados en Canarias se sitúa en los 215.082, 14.818 menos que un año antes y el nivel más bajo desde enero del año 2009; mientras que las afiliaciones medias a la Seguridad Social alcanzaron la cifra las 783.655, 3.108 por encima de las existentes en febrero de 2017 lo que representa un avance anual del 4,7%, el más elevado del conjunto de Comunidades Autónomas, junto con Baleares, si no se tiene en cuenta la región autónoma de Melilla (6,6%).

Por regímenes a la Seguridad Social fue el de los afiliados al régimen general, el colectivo más numeroso con 631.978 ocupados en las islas, el que más ha crecido en el último año (5,2%), superando el crecimiento medio nacional (4,5%); el colectivo de autónomos también crece de manera significativa (2,6%) si lo comparamos con el avance medio nacional (0,9%), hasta situar la cifra total en los 121.232 autónomos.

El presidente de la Cámara de Comercio, Santiago Sesé, valora los resultados y destaca que ,“el buen momento que está viviendo la economía y el empleo en las islas, es una oportunidad que no podemos desaprovechar para adoptar las reformas estructurales que tenemos pendientes si realmente queremos alcanzar una recuperación del empleo sostenida, un aumento en la calidad del empleo que se está generando y una reducción significativa del paro que, a pesar de la mejora, no está descendiendo al nivel deseado”.

Para ello, desde la Cámara insistimos en la importancia de “continuar reforzando la actividad del conjunto de sectores económicos, además de seguir trabajando en mejorar la empleabilidad de los colectivos más vulnerables como son: los parados menos cualificados, los jóvenes y los desempleados mayores de 50 años”. “Medidas que tendrán que venir acompañadas por unas políticas activas de empleo capaces de dar soluciones específicas a problemas concretos, ya que no todas las acciones de empleo y formación tienen el mismo impacto entre las distintas personas, lugares y momentos”, afirmó Sesé.

Asimismo, hizo hincapié en la necesidad de primar la productividad en todos los ámbitos que afectan al mercado laborar, “si no somos capaces de avanzar en ratios de productividad, difícilmente seremos capaces de mejorar la competitividad de nuestra economía y sostener en el tiempo el empleo que la recuperación económica nos está permitiendo generar”. En este sentido, apuntó, “es muy importante que en nuestro país se vinculen los incrementos salariales a la productividad y no solo al devenir del Índice de Precios al Consumo que, a veces, no varía en sintonía con el comportamiento real de la economía, sino por factores externos como la evolución del precio del petróleo”.

El sector servicios es el que más ha contribuido al descenso del paro en el último año (9.704 parados menos), aunque en términos relativos es la construcción la que registra un mayor retroceso (-16,3%)

Durante el pasado mes de febrero el paro aumentó en Agricultura y Pesca (215 parados) e Industria (37 parados). Por el contrario, descendió en Servicios (-626 parados), Construcción (-126 parados) y en el colectivo "Sin empleo anterior“(-119 parados).

Descendiendo a las diferentes ramas de actividad nos encontramos que el mayor descenso mensual se registró en "Administración pública y defensa; Seguridad Social obligatoria" y "Actividades administrativas y servicios auxiliares", con 537 y 151 parados menos, respectivamente. Por el contrario, el aumento más significativo lo registran los parados de la rama "Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos de motor y motocicletas" con 307 desempleados más y los de "Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca", que aumentan en 215 personas.

Por lo que se refiere a las tasas anuales, en todos los sectores salvo en “Agricultura y Pesca (1%)”, descendió el desempleo, siendo la caída porcentual más acusada la registrada en Construcción (-16,3%), seguida de Industria (-7,3%), Servicios (-5,7%) y en el colectivo "Sin empleo anterior" (-0,3%). Unos datos que traducidos a valores absolutos muestran como el sector servicios continúa liderando el retroceso de parados registrados en el archipiélago con 9.704 menos que hace un año, seguido de la construcción y la industria con 4.430 y 687 desempleados menos, respectivamente.