Economía

Crea empleo y activa a los demás sectores económicos para que puedan tener actividad

 

07.09.2021 | Santa Cruz de Tenerife

Óscar Izquierdo presidente de la patronal de la construcción, en un encuentro virtual con empresarios de la provincia, aseguró que el sector está dando oxígeno al sistema productivo canario, manteniendo una actividad constante, creando empleo y dinamizando los demás sectores económicos. Convirtiéndose en el principal motor para la recuperación económica y social, porque tenemos la capacidad de adaptarnos a las circunstancias económicas de cada momento, respondiendo con rapidez a los retos que hay que enfrentarse. Este año tenemos previsto un crecimiento del 8% y esperamos que la llegada de los fondos europeos, si la administración pública es capaz de hacer su trabajo con diligencia, resurgir con más fuerza en este último cuatrimestre y después durante todo el año 2022. Las perspectivas son buenas y estamos dispuestos a asumir el rol de locomotora de la economía canaria, porque contamos con la potencialidad empresarial suficiente y las garantías profesionales de los trabajadores para conseguirlo. 

La obra nueva, porque sigue habiendo demanda a pesar de la crisis que estamos padeciendo, está empezando a tener una tendencia al alta, rondando el 9% y es sobre todo, las obras de reforma, rehabilitación, conservación y mantenimiento quienes tienen un crecimiento significativo de más del 12%. La reforma incide en una mayor seguridad de la vivienda y para las personas, un aumento del valor patrimonial y una mayor calidad de vida para los convivientes.

Óscar Izquierdo señala que hay una transformación sociológica, muy significativa en lo que quieren y buscan los ciudadanos. La propia crisis está cambiando la demanda, ahora se piden viviendas con ventanas amplias, mucho más grandes, con cristaleras y especialmente con terrazas, así como balcones amplios y espaciosos, en fin, casas con mucha luminosidad y confortabilidad, que incorporen la eficiencia energética, la accesibilidad universal y la digitalización.

Hay algunos problemas que crean incertidumbre, como es el elevado precio de las materias primas, que han subido desmesuradamente, que unido a la falta de conectividad marítima que padece Canarias, crea tensiones en el mercado y escasez y desabastecimiento de algunos productos esenciales para las obras. Por otro lado, necesitamos personal, desde peones, encofradores, jefes de obra, ferrallistas, oficiales de primera y segunda, y otros oficios del sector que requieren una mayor cualificación y eso no es nada fácil de lograr con celeridad. Además, necesitamos potenciar la figura del aprendiz, muy solicitada y bien remunerada. Para eso, tenemos la Fundación Laboral de la Construcción, que está haciendo un trabajo ímprobo y de mucho reconocimiento.

Las obras de infraestructuras son imprescindibles en Canarias, para mantener nuestra competitividad e incluso de mayor urgencia que en la Península, por nuestra realidad archipelágica y alejada del continente. Carreteras, puertos y aeropuertos, tienen que ser punteros y de última generación, sostenibles, seguros y eficientes. Negarse a su ejecución y construcción, es empobrecer nuestra tierra y condenarla al subdesarrollo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen: Óscar Izquierdo, presidente de FEPECO, durante la videoconferencia con empresarios de la construcción de la provincia de Santa Cruz de Tenerife | CEDIDA