Desde La Mesa Mota

Nueva derrota del C.D. Tenerife en el "Heliodoro Rodríguez" en la presente temporada en la noche de este viernes, frente al Sporting de Gijón | Imagen de archivo

05.04.2019 | Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Nueva derrota del C.D. Tenerife en el "Heliodoro Rodríguez" en la presente temporada en la noche de este viernes, frente al Sporting de Gijón, que llegó una vez a puerta (minuto 37) y decidió el partido, a pesar de que el conjunto blanquiazul puso ganas y corazón para ganar el choque.

El problema principal radica en que la escuadra isleña es muy endeble en defensa. El gol del serbio Djurdjevic se encajó, una vez más, como consecuencia de una jugada a balón parado, una de las principales asignaturas pendientes de aprobar.

También hay que tener en cuenta que el equipo blanquiazul parece una escopeta de feria jugando en el área contraria, porque durante la presente campaña no habíamos visto un encuentro con tantos pases en profundidad y con tantos centros y balones colgados a los delanteros. Pero no hubo manera de que el balón entrara en la puerta de Mariño.

El Tenerife se empeñó en ganar el encuentro, pero está claro que en la actualidad no hay delanteros con ansias de ver sangre, no hay lobos feroces en esta plantilla, capaces de morder a los equipos contrarios.

Ni Jose Naranjo es el crack que nos quiso vender aquel siniestro director deportivo que fue Serrano (que además firmó un contrato de tres años, qué disparate) ni Fernando Coniglio es el killer que se presuponía, a lo que hay que añadir que Nano Mesa no ha aportado casi nada en su regreso al Tenerife.

Este Tenerife funciona a rachas, gracias a la gran aportación en el centro del campo de Luis Milla, la inestimable colaboración del capitán Suso Santana y el pundonor de Malbásic, más las buenas actuaciones de los dos laterales, Luis Pérez e Isma López, que han mejorado a medida que han tenido minutos en este tramo final de la temporada.

A mí, particularmente, me están decepcionando dos incorporaciones en el mercado de invierno. Me refiero, con todos los respetos, a Borja Lasso y a Uros Racic, el sevillano porque se ha ido desinflando poco a poco y el serbio, que deslumbró en su debut, ya no parece ser el 4x4 todoterreno que nos pareció hace tres meses.

En fin, nueva derrota del Tenerife, que no mereció perder, por cierto, y eso lo reconocemos todos... Pero ya se sabe lo que ocurre en casa del pobre. O dicho de otra manera, "a perro flaco no le faltan pulgas". Mucho hay que planificar de cara a la próxima campaña, para no pasar apuros. No será quien esto escribe quien haga leña del árbol caído. Y eso.

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.