Desde La Mesa Mota

Tras tirar por la borda toda la primera parte del encuentro inaugural de la Liga 2018/19 frente al Tarragona, en la que se mostró poco concentrado y muy deslavazado entre líneas, el Tenerife consiguió en la noche de este lunes un valioso empate (1-1)

20.08.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Tras tirar por la borda toda la primera parte del encuentro inaugural de la Liga 2018/19 frente al Tarragona, en la que se mostró poco concentrado y muy deslavazado entre líneas, el Tenerife consiguió en la noche de este lunes un valioso empate (1-1) en el Nou Estadi de la ciudad tarraconense, con un gol del central argentino Lucas Aveldaño, que cabeceó un centro desde la banda izquierda en el minuto noventa y cuatro, en el último suspiro del choque.

Hasta el minuto cuarenta de la primera mitad, el Tenerife volvió a rememorar una de las peores actuaciones de la pasada campaña, tanto que el técnico vasco Joseba Extebarría dijo que su conjunto no se mostró muy convencido de si mismo en los compases iniciales.

Solo un poco antes del descanso el Tenerife pareció despertar de un letargo incomprensible, pero lo cierto es que Dani aguantó su portería a cero solo hasta el minuto diez, momento en el que Fali inauguró el marcado a favor del equipo local, que vio cómo un tiro posterior de Uche lo repelió el palo, en lo que pudo haber representado el segundo tanto de los catalanes, a los que se les anuló un gol por fuera de juego en el minuto 59.

El conjunto insular salió con otro anhelo después del descanso y entonces sí demostró que es una plantilla para aspirar a estar al final en los puestos de la clasificación, aunque esto no es cómo empieza, sino cómo acaba y en este teatro hay que representare en total cuarenta y un actos más en los próximos meses.

De cualquier manera, ¡vamos Tenerife! Los jugadores tienen la palabra. Ojalá lleguen los triunfos pronto. Por ejemplo, sin ir más lejos, en Almería la noche del próximo domingo. 

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: