Desde La Mesa Mota

Cuando nadie daba un euro por este Tenerife horrible de la temporada actual, cuando faltaban solo unos segundos para que el árbitro Pizarro Gómez pitase el final del encuentro, el colombiano Joao Rodríguez marcó un gol agónico

21.12.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

El Fútbol es tan aleatorio como imprevisible. Cuando nadie daba un euro por este Tenerife horrible de la temporada actual, cuando faltaban solo unos segundos para que el árbitro Pizarro Gómez pitase el final del encuentro, el colombiano Joao Rodríguez marcó un gol agónico que le daba un punto a los blanquiazules, en un choque disputado este viernes en el "Helidoro" frente al Granada C.F., que llegó a la Isla como líder de Segunda División.

Como viene siendo habitual este año, el Tenerife encajó un gol a los pocos minutos de iniciarse el partido, cuando solo se llevaban disputados diez minutos. Undabarrena no supo sacar el balón desde su propia área, le robaron la pelota y Puertas, de tiro directo cruzado batió a Dani Hernández. Era el 0-1, que se mantendría durante los siguientes ochenta minutos.

Los jugadores locales acusaron el mazazo del Granada y la angustia y el nerviosismo hicieron presa de ellos durante el resto de la primera parte, sin que el equipo supiera reaccionar.

Tras el descanso, el Tenerife fue otro, se mostró más ambicioso y puso más empeño y corazón, a pesar de ser un conjunto con muchas carencias y que comete muchos errores más de lo que es lógico en una plantilla profesional.

El empate fue meritorio y creo que esta vez se lo debemos a José Luis Oltra, que supo reaccionar e hizo los cambios precisos, incluyendo a Tayron y a Joao Rodríguez. Fue el colombiano quien marcó el tanto tinerfeñista, tras una dejada de balón de espuela de Paco Montañés.

El Granada pudo haber ganado el encuentro, pero el equipo nazarí que dirige Diego Martínez se encontró muy cómodo, se mostró conformista y no pudo rematar la faena, porque los locales imprimieron un mayor empuje en el segundo acto.

Un punto es un punto, pero el Tenerife acaba un año natural horrible, para olvidar. Tras no conseguir los objetivos al final de la campaña 17-18, en la actual temporada sólo ha conseguido tres victorias en diecinueve jornadas, es el conjunto que más empates ha conseguido de la Liga, y por ello mismo está luchando ahora mismo por evitar los puestos de descenso.

Queda mucho campeonato por delante y toda una segunda vuelta. Esperemos que el equipo del nuevo director deportivo, Víctor Moreno, acierte con los fichajes de invierno y este club escale posiciones en la tabla.

La próxima cita, tras el descanso navideño, el 4 de enero, frente al Elche. Los jugadores se van de vacaciones hasta el día 30, la víspera de fin de año.

Imagen: S. Ferrero | Joao Rodríguez celebrando el empate

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.