Desde La Mesa Mota

Cuando los directivos del Tenerife estaban barajando la posibilidad de cesar al entrenador José Luis Otra, tras ir perdiendo el encuentro en el estadio municipal de Santo Domingo

16.03.2019 | Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Cuando los directivos del Tenerife estaban barajando la posibilidad de cesar al entrenador José Luis Otra, tras ir perdiendo el encuentro en el estadio municipal de Santo Domingo, en la localidad madrileña de Alcorcón, en la tarde noche de este domingo, un oportunísimo gol de Nano Mesa hizo que no finalmente no saltaran las alarmas..

Corría el minuto 78 de partido y el Tenerife olía a cadáver, casi comido por los gusanos, porque iba una vez más detrás en el marcador desde que, a punto de cumplirse la primera media hora de juego, el majorero Alberto Jiménez resbaló dentro del área y, sin querer, ya en el suelo, tocó el balón con la mano y el correspondiente penalty lo transformó en el tanto inaugural de la contienda Burgos, el especialista local en lanzar las penas máximas.

Ciertamente, el Tenerife no merecía perder hasta entonces, pero esa desafortunada jugada la sintieron los jugadores del equipo isleño, que deambularon por el campo sin mucho criterio futbolístico hasta el descanso.

El Alcorcón tuvo varias oportunidades para aumentar su ventaja, pero unas veces Dani Hernández, con paradas de mérito, en otra ocasión el poste izquierdo de su portería y otras veces por desacierto de los atacantes alfareros, no pudieron sentenciar el encuentro.

Sabedor de que su puesto corría inminente peligro si salía derrotado de Santo Domingo, Oltra ordenó cambios a la desesperada, disponiendo de más atacantes, ya que dio entrada a Nano, Coniglio y Naranjo, y se jugó el partido con esas cartas, con tal suerte que Nano encontró por fin portería de un certero cabezazo con el que batió a Raúl Lizoain, guardameta que militó en la U.D. Las Palmas.

El Tenerife da un pequeño paso para evitar finalmente el descenso de categoría, aunque la clasificación se complica por la parte baja con la victoria del Zaragoza frente al Elche y el empate conseguido por el Lugo en Cádiz, aunque a los blanquiazules les beneficia la derrota del Extremadura.

Ya hemos dicho que al Tete le tocará sufrir en este último tramo del Campeonato. Quedan diez partidos por disputar y, para asegurar la permanencia, hacen falta aún, por lo menos, doce o trece puntos más. Y el próximo viernes (ocho de la noche, hora insular) viene al "Heliodoro" el líder Osasuna, con el ex-tinerfeñista Juan Villar, máximo goleador del equipo navarro. El Tenerife, a veces, se desmelena con los rivales fuertes. Ojalá sea así en esta ocasión.

Imagen de archivo: José Luis Oltra, entrenador del C.D.Tenerife

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.