Desde La Mesa Mota

Un Tenerife muy espeso volvió a cosechar otro empate a uno en Almería, como ocurrió el pasado lunes en Tarragona, y como sucedió en tierras catalanas tiró por la borda toda la primera parte

26.08.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Un Tenerife muy espeso volvió a cosechar otro empate a uno en Almería, como ocurrió el pasado lunes en Tarragona, y como sucedió en tierras catalanas tiró por la borda toda la primera parte, desde un barco, el blanquiazul, que parece no tener ni timón ni timonel.

El técnico vasco del equipo insular apostó por una novedosa alineación, incluyendo a la pareja Nano Mesa-Malbásic en la vanguardia, pero el dúo atacante se vio muy desasistido por sus compañeros, porque las líneas del equipo están deslabazadas, y de esta forma es muy difícil llegar con peligro y más aún marcar goles.

Al Tenerife, además, le hacen mucho daño con muy poco. Bastó que un balón saliera rebotado de manera extraña en el área visitante en el minuto 18, para que el sevillano Luis Rioja marcase, libre de marca, su primer gol como jugador profesional.

Fue el de este domingo un partido anodino y nada atractivo, aunque la dinámica del juego blanquiazul mejoró algo con la inclusión del capitán Suso Santa, que le dio otro aire al ataque blanquiazul, y por justa expulsión del jugador local César de la Hoz, por doble tarjeta amarilla en el minuto 54, por lo que el Tenerife jugó con superioridad numérica casi toda la segunda mitad, pero sólo pudo empatar el marcador con una jugada individual de Filip Malbásic, que lanzó un fuerte zurdazo desde fue del área para batir al portero René Román, que no vio ni el balón, cuando transcurría el minuto 80.

A pesar de la igualada, el Tenerife sigue demostrando muchas carencia en este inicio de temporada. Se corre demasiado detrás del balón, la defensa tienes serios errores en las marcas, no tiene un media punta que habite por el carril del "10", aparte de que le falta un claro director de orquesta que se responsabilice de la batuta que dirija y distribuya el juego en el ataque.

Son fallos estructurales de un conjunto que poco a poco deberá corregir el técnico Joseba Etxeberría. Ahora, en las dos próximas jornadas, equipos muy fuertes enfrente. El Deportivo de la Coruña el sábado en casa, primero, y el Málaga después en la capital de la Costa del Sol. ¡Cuidado! 

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: