Desde La Mesa Mota

Aunque dejó mejores sensaciones que en la temporada pasada, el Tenerife sigue sin ver puerta y perdió justamente en La Romareda, frente al Real Zaragoza, por dos goles a cero, en el transcurso de un choque celebrado a primera hora de la noche de hoy

17.08.2019 | Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Aunque dejó mejores sensaciones que en la temporada pasada, el Tenerife sigue sin ver puerta y perdió justamente en La Romareda, frente al Real Zaragoza, por dos goles a cero, en el transcurso de un choque celebrado a primera hora de la noche de este sábado, en un estadio que registró una buena entrada de espectadores.

En la alineación titular tinerfeñista debutaron el central serbio Sipcic (que tuvo que retirarse en el segundo período por lesión) y el portero Adrián Ortolá, así como el delantero Dani Gómez y el interior Bermejo, que entraron casi al final.

La primera mitad fue muy dinámica y atractiva, en la que cualquiera de los dos conjuntos pudo haber marcado, pero los puntas blanquiazules no vieron puerta y sí, por el contrario, el equipo maño, que en un rápido contragolpe, en el minuto 40, marcó el gol inaugural por medio de Luis Suárez, que encontró un hueco tremendo en la defensa visitante y pudo empujar aplacer el balón a la red.

Tras el descanso, Víctor Fernández dio claras consignas a sus pupilos de enfriar el encuentro y de perder el máximo tiempo posible, mientras los jugadores de Aritz López Garai mostraron síntomas de desánimo tras encajar un gol psicológico a pocos minutos del intermedio.

Sin pena ni gloria transcurrió el resto del choque, hasta que el árbitro encargado del VAR se inventó un penalty en el área visitante, cuando la falta cometida por Carlos Ruiz fue en el borde de la misma. La pena máxima la transformó, en el minuto 87, Javi Ros, con lo que sentenció el partido.

Mal comienzo de este nuevo Tenerife, que solo deslumbró unos minutos en la primera parte. El conjunto isleño sigue teniendo dos asignaturas pendientes: una floja defensa, que se descoloca y se despista cuando el equipo ataca, y una vanguardia completamente roma ante el marco contrario, a pesar de que los delanteros blanquiazules (hoy vestidos con camiseta rosa y pantalón granate) tiraron más veces a puerta que sus rivales.

La próxima jornada enfrentará al Tenerife con el Numancia, en el estadio Heliodoro Rodríguez López, el sábado, a las siete de la tarde.

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.