Desde La Mesa Mota

El C.D. Tenerife consiguió la noche de este domingo en el Heliodoro su primera victoria en la Liga, en la segunda jornada de la temporada, frente al Numancia de Soria, por un ajustado resultado (3-2), cuando los locales, a lo largo del encuentro pudieron

25.08.2019 | Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

El C.D. Tenerife consiguió la noche de este domingo en el Heliodoro su primera victoria en la Liga, en la segunda jornada de la temporada, frente al Numancia de Soria, por un ajustado resultado (3-2), cuando los locales, a lo largo del encuentro pudieron haber goleado a su rival. De hecho el árbitro y los jueces del VAR anularon tres tantos a los blanquiazules, por fueras de juego, dos de ellos confirmados por la repetición de las imágenes y uno de muy dudosa aplicación.

En los primeros minutos del choque se vio a un Numancia muy bien plantado en el campo, dominando por momentos a los locales, en un partido que se tornó excesivamente espeso, con circulación lenta del balón, sin duda porque los futbolistas padecían un enorme calor sobre la cancha, principal causa por la que ralentizaban sus acciones.

Hubo ocasiones para que cualquiera de los dos conjuntos inaugurara el marcador, pero el que perforó la puerta contraria fue Borja Lasso, a los 42 minutos de juego, tras rematar de cabeza un balón sacado desde la esquina por Luis Milla, que representaba el 1-0. Sin duda, un tanto psicológico, a solo dos minutos del descanso.

En el segundo período el Tenerife salió en tromba, sin duda empujado por la moral que le había dado el tanto inaugural, y tras serle anulado un tanto a Malbásic, se produce un penalty en contra del Numancia, por mano de un defensa visitante en el área. Corría el minuto 51 y el capitán Suso Santana se encargaría de transformar la pena máxima.

Pero los blanquiazules solo respiraron tranquilos un cuarto de hora, porque los numantinos acortarían distancias en el marcador, al aprovechar Higinio una cesión defectuosa de Sipsic a su portero, Ortolá, que encajó el 2-1, cuando corría el minuto 67.

El 3-1 lo marcó Malbásic en el 76, tras recoger un rechace del portero visitante a tiro de Luis Milla, que había revivido un gran pase previo de Aitor Sanz. Y en la larga prolongación del partido (sin duda por las numerosas paradas que hubo por revisión de jugadas del VAR), cuando ya corría el minuto 95, Curro estableció el 3-2 definitivo, después de otro grave error del defensa serbio del Tenerife.

Gustó por rachas el equipo blanquiazul, que se mostró más conjuntado que la pasada temporada, aunque volvió a mostrarse muy débil en defensa, donde se cometieron errores infantiles que deberán corregirse de cara a los próximos partidos. Lo principal, que se consiguió la primera victoria de esta campaña que acaba de comenzar

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.