Desde La Mesa Mota

Este dos de mayo ha hecho medio milenio de la muerte del genio y polifacético renacentista Leonado da Vinci, que falleció a los 67 años ese día señalado de 1519

02.05.2019 | Redacción | Opinión

por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Este dos de mayo ha hecho medio milenio de la muerte del genio y polifacético renacentista Leonado da Vinci, que falleció a los 67 años ese día señalado de 1519, por lo que su vida se desarrolló principalmente en el llamado "cinquecento" italiano. Había nacido en Florencia el 15 de abril de 1452.

Leonardo fue un polímata florentino del Renacimiento, conocido principalmente como pintor (por su famosísimo cuadro de La Mona Lisa, también denominado La Gioconda, que se conserva en el Museo parisino del Louvre), fue también anatomista, arquitecto, paleontólogo, artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista.

Murió acompañado de Francesco Melzi, a quien legó sus proyectos, diseños y pinturas. Tras pasar su infancia en su ciudad natal, Leonardo estudió con el pintor florentino Andrea de Verrocchio. Sus primeros trabajos de importancia fueron creados en Milán al servicio del duque Ludovico Sforza. Trabajó a continuación en Roma, Bolonia y Venecia, y pasó los últimos años de su vida en Francia, por invitación del rey Francisco I.

Entre sus inventos hay que reserñar los siguientes: el ornitóptero, el paracaídas, el doble casco, la viola organista, el traje de buceo, el anemómetro, la ametralladora, el tanque (vehículo blindado) y el tornillo aéreo.

Cinco siglos después de su muerte, el presidente francés, Emmanuel Macron, y el italiano, Sergio Mattarella, le homenajearon este jueves con un acto conjunto en Amboise, ciudad del centro de Francia donde falleció tras pasar allí los tres últimos años de su vida.

Los dos mandatarios acudieron en primer lugar a la capilla de Saint-Hubert, construcción de estilo gótico en la que reposan los restos del polifacético pintor, arquitecto, científico, escritor, escultor e ingeniero.

El artista florentino llegó a Amboise bajo el amparo del rey Francisco I y se instaló en el castillo-mansión Clos Lucé, lugar al que también se dirigieron Macron y Mattarella. Ese edificio conserva todavía mobiliario de la época, como su cama o su escritorio, junto con manuscritos.

Imagen: hypescience.com / CEDIDA

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.