Opinión

Cuantas cosas en la vida no aceptamos y se convierten en lastres en nuestras vidas, en mochilas que cargamos y solo nos genera sufrimiento

12.12.2018. Redacción | Opinión

Por: Sonia Rodríguez Acosta

Coach

Cuantas cosas en la vida no aceptamos y se convierten en lastres en nuestras vidas, en mochilas que cargamos y solo nos genera sufrimiento. Solo por el simple hecho de negarlo o no querer sentirlo, aceptar no significa rendirse, sino permitir que eso este liberándonos de esa carga. Por supuesto luchar por lo que queremos es un acto de valentía, si ya has hecho todo lo posible, acepta y sigue deja que el universo se encargue. Mucho de nuestro sufrimiento viene dado por aquí, no aceptamos muchas cosas y nos sometemos a ese dolor creándonos incluso más del necesario. Cuando acepto me entrego a lo que es, generándome libertad y propiciándome a mí mismo amor. Amor es lo que nos tenemos que dar a raudales, vivimos en una sociedad intoxicada por falta de este. Donde se trabaja mucho por el tener y no por el ser, cuando el ser es lo más valioso que tenemos. Apostar por un ser feliz, trabajando e invirtiendo en nosotros mismos. Es la mejor inversión que podemos hacer. La gente es pasajera, viene y va, pero tú estarás ahí contigo toda la vida.

Aceptar lo que somos en todo su conjunto nos ayudara a ser más felices y libres, es un proceso donde el amor juega un papel muy importante, el amor hacia nosotros mismos. Es como el agua que hace crecer la flor. En la sociedad de hoy en día se valora mucho los estereotipos marcados, ya sea de belleza o de cómo es la vida, casarse, tener hijos etc…,.. Lo cierto es que no todo el mundo sigue ese patrón marcado. Algunas personas se sienten frustradas por no seguirlo, incluso si no es eso lo que quieren hacer, pero como es lo que se supone que hay que hacer.

Aceptación para mi es paz para el alma, es liberarme de todo aquello que me somete y me encadena. Nada te quita más energía que no aceptar algo. En procesos de ansiedad y depresión, todo se potencia porque no aceptamos lo que nos está pasando. Aceptar es el primer paso para seguir caminando. Aceptar nuestras vulnerabilidades, personalidad, etc.. Cuando aceptamos conectamos con nuestra parte más amorosa y es desde ahí donde comenzamos a crecer. Cuando crecemos ampliamos nuestro campo de visión con los ojos del corazón. Vinimos a evolucionar, ese camino no está exento de dolor, pero a través del dolor también se aprende. Aceptar todo tal como es genera una sensación placentera de bienestar. Lo que pasa es que muchas veces queremos a la fuerza que las cosas sean como queremos y si no es así nos frustramos, dramatizamos y nos volvemos víctimas. Desde la actitud de victima perdemos todo el poder del mundo porque nos posicionamos en lo negativo y no vemos más allá. Desde mi punto de vista cuando acepto algo le resto poder, mi foco ya no está en eso lo focalizo en otra cosa, tomo las riendas de mi vida desde una postura más positiva. Si nos liberamos del peso, emprendemos el camino más ligero de equipaje con la espalda más libre y la mente más abierta. Aceptación es liberar nuestra alma de todo lo que pesa.

Sonia Rodríguez Acosta

Sonia Rodríguez Acosta

Coach de vida
Coach de procesos emocionales
Coach nutricional
Especialista en gestión de la ansiedad, miedos, fobias, motivación, autoestima y educación emocional.

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.