Desde La Mesa Mota

No sé lo que ocurrirá el 26 de mayo próximo en Canarias con los resultados de las elecciones municipales, insulares y autonómicas, pero es de desear que los dirigentes de CC pasen un tiempo a la oposición.

29.11.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

No sé lo que ocurrirá el 26 de mayo próximo en Canarias con los resultados de las elecciones municipales, insulares y autonómicas, pero es de desear que los dirigentes de CC (fuerza política que ha estado permanentemente en el poder desde hace la friolera de cuarenta añitos) pasen un tiempo a la oposición, porque están tan acomodados a sus cargos políticos y a sus poltronas que se han olvidado de que están donde están para servir a la comunidad y no para disfrutar de unos privilegios a los que se acostumbraron desde que accedieron a esos puestos.

En este Tenerife nuestro se ha venido hablando desde hace muchos años de la necesidad de construir un anillo insular de carreteras y de construir un macro túnel entre las vertientes septentrional y meridional de la Isla, por la parte más noroccidental de territorio, en el subsuelo de la zona comprendida entre Erjos, El Tanque y Santiago del Teide, con el fin de descongestionar el tráfico rodado entre el norte del sur y facilitar el desplazamiento diario de miles de residentes en la Isla Baja y el Valle de La Orotava hacia las zonas turísticas de Arona y Adeje (Playa de las Américas, Torviscas, La Caleta y Los Cristianos, principalmente).

El proyecto de circunvalación insular ha tardado en ejecutarse, porque en esta Isla parece que las cosas de palacio van despacio y aún quedan por completar unos doce kilómetros del anillo. En ese tramo que está pendiente de hacerse se abrirá un túnel de cinco kilómetros, que es el que nos ocupa.

Ese pasadizo subterráneo debería contar con dos carriles en cada sentido de la circulación, pero el presidente del Cabildo tinerfeño ha anunciado estos días que el túnel solo tendrá un carril de bajada y otro de subida y horas más tarde que también contará con un carril de vehículos lentos en los tramos ascendentes, con lo que las expectativas creadas se han convertido en una gran decepción colectiva provocada por Carlos Alonso y otros dirigentes de Coalición Canaria, que siempre marginan a la Isla de Tenerife en lo que inversiones públicas se refiere, a pesar de que siempre quieran demostrar un trato exquisito, que no es tal.

[Otro día comentaremos la debilidad del señor Alonso respecto a AENA y el edificio terminal del Aeropuerto del Sur, sin ir más lejos]

Como es lógico, los responsables insulares del PP y del PSOE han puesto el grito en el cielo y han criticado duramente la decisión de los nacionalistas de construir ese tan traído y llevado túnel con solo un carril en cada sentido de la circulación. Hasta el punto de que el presidente del PP tinerfeño, Manuel Domínguez, ha anunciado que no apoyará a CC en la corporación insular.

Esperemos que esta polémica se resuelva pronto y que se construya un túnel que solucione realmente los problemas de tráfico que existen en la conectividad entre el norte y el sur de la Isla. Tenerife necesita y se merece esa inversión pública, ahora mismo, más que ninguna otra Isla. Ya está bien de engaños y de tomarnos el pelo, señores que dicen ser nacionalistas. Por favor. Que no somos bobos.

 

Fotografía: Katie Moum

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: