Desde La Mesa Mota

Con la dieta adecuada, régimen de ejercicio y, si es necesario, con medicamentos e insulina, la diabetes se puede mantener bajo control, y la persona puede seguir viviendo plenamente.

Con motivo del Día Mundial dre la Diabetes, que se celebra todos los 14 de noviembre desde 1991, parece conveniente recordar y divulgar algunos asuntos relacionados con esta enfermedad, cada vez más extendida entre la población mundial.

La diabetes (tipo 2) es una enfermedad común que se presenta inicialmente con pocos síntomas, que pueden pasarse por alto fácilmente. Una de cada tres personas que lo padecen ni siquiera lo sabe. Como la diabetes es una enfermedad grave que puede causar complicaciones peligrosas – incluyendo daño cardiovascular y neurológico – es importante detectarla cuanto antes.

Con la dieta adecuada, régimen de ejercicio y, si es necesario, con medicamentos e insulina, la diabetes se puede mantener bajo control, y la persona puede seguir viviendo plenamente. Conoce algunos de los signos de alerta temprana, para que puedas proteger tu salud.

Cerca de 400 millones de personas en todo el mundo tiene diabetes, y el 90% de ellos padece diabetes tipo 2. Esta es una enfermedad metabólica, que se caracteriza por altos niveles de azúcar en la sangre. Los siguientes síntomas de poder tener esta enfermdad son::

Micción frecuente.-Si tienes que orinar con más frecuencia, y te despiertas durante la noche (a veces varias veces) para vaciar la vejiga, esto podría ser una señal de advertencia. Los riñones trabajan más para eliminar el exceso de glucosa de la sangre.

Sed excesiva.-Este síntoma se vincula con la poliuria (el anterior sintoma). A medida que pierdes más líquidos, el cuerpo tratará de reponer, de ahí la constante necesidad de beber.

Aumento del hambre.-Debido a niveles extremos y bajos en los niveles de azúcar en la sangre, el cuerpo desarrolla una repentina urgencia de comer. Las células no obtienen suficiente glucosa, por lo que anhelan.

Boca seca.-Experimentar la falta de humedad en la boca, lo que puede convertirse en un caldo de cultivo para las bacterias y causar diferentes problemas orales y dentales. Enfermedades de las encías son una complicación conocida de la diabetes.

Pérdida o aumento de peso sin explicación.-Como la insulina no puede obtener glucosa hacia las células, el cuerpo reacciona como si se muriera de hambre y comienza a utilizar las proteínas de los músculos. Perder o ganar peso de manera rápida e inexplicable no es saludable y se deben averiguar las causas.

Fatiga.-El cansancio excesivo puede desarrollarse cuando el cuerpo compensa constantemente por la falta de glucosa en las células. También no ayuda si tu sueño se interrumpe por la urgencia de orinar. La gente empieza a experimentar

niveles más bajos de energía y crónicamente no se sienten bien. No es raro que también se sientan irritables y de mal humor, incluso de manmera repentina.

Problemas en la vista.-Un nivel alto de glucosa también puede afectar a los ojos. Puedes ver destellos ocasionales de luz y la visión se distorsiona. Inicialmente, los cambios en los ojos son reversibles. Sin embargo, si los niveles de azúcar se mantienen altos durante un largo período de tiempo, esto puede hasta ceguera..

Dolores de cabeza.-Puedes tener dolores de cabeza debido a los niveles de azúcar en la sangre, y es considerado un signo temprano de hiperglucemia. Como dicen ahora, hay que hacerse mirar por un especialista.

Cortes y heridas que no cicatrizan.-Este signo clásico de la diabetes es una consecuencia del daño de los vasos sanguíneos. Las cantidades excesivas de azúcar dañan las venas y las arterias, por lo que se vuelven menos capaces de transportar sangre a donde más se necesita para reparar y sanar el daño.

Infecciones.-Puesto que las bacterias y los hongos prosperan en un ambiente "dulce", las infecciones pueden llegar a ser más comunes. Las más frecuentes son las infecciones por hongos, como la cándida, especialmente infecciones por cándida vaginal en las mujeres.

Entumecimiento y hormigueo en manos y pies.-Este síntoma es el resultado de daño en los nervios (neuropatía) causado port la diabetes. El hormigueo y entumecimiento puede ser acompañado por la quema de dolor y la hinchazón. Si los niveles de azúcar no son bajados, el daño a los nervios puede llegar a ser una complicación grave.

Cambios en la piel.-La piel oscura aterciopelada (achantosis nigricans) puede aparecer en el cuello, las ingles y las axilas. También se puede observar otros cambios en la piel inusual y picazón.

Disfunción sexual.-La diabetes también daña los vasos sanguíneos y los nervios en los órganos sexuales, que pueden conducir a diferentes problemas sexuales. Las mujeres pueden experimentar sequedad vaginal y los hombres pueden tener dificultades con la erección. Muchos hombres con diabetes sufren de impotencia.

Si experimentas algunos de estos síntomas, consulta a tu médico para que te mande un análisis de sangre y determinar si estás sufriendo, de facto, diabetes tipo 2.

Varias pruebas se utilizan y necesitan repetirse para dar un diagnóstico fiable. La prueba de glucosa en plasma en ayunas comprueba tus niveles de azúcar después de 8 horas sin comer. Si tu azúcar en la sangre está por encima de 126 miligramos por decilitro en dos ocasiones, tienes diabetes. Así de claro.

pacopego@hotmail.com

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: