Desde La Mesa Mota

En el lavado de cara que le hicieron al inmueble, los responsables de la Consejería de Sanidad se

07.06.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

El Hospital de Ofra (también conocido por "el del Tórax") es un pequeño centro asistencial del Servicio Canario de la Salud que actualmente depende del HUNSC (el hospital de referencia de La Candelaria) y a cuyo inmueble los responsables sanitarios públicos le han dado un lavado de cara, con el fin de adecentar las viejas instalaciones, porque en realidad el centro concentra allí algunas consultas y quirófanos, además de plantas de pacientes, que desahogan de manera importante la saturación que padece el de La Candelaria.

En este pequeño hospital están ingresados pacientes que necesitan cuidados paliativos y enfermos que han sido intervenidos quirúrgicamente de procesos que no son graves y el "del Tórax" siempre se ha distinguido por tener un personal idóneo y todo el mundo reconoce la gran labor que realizan sus profesionales. También dispone de varios quirófanos donde se hacen determinadas operaciones oftalmológicas (cataratas, por ejemplo) y de otras dolencias no graves; asi como determinadas consultas externas y un servicio de Rayos X.

En el lavado de cara que le hicieron al inmueble, los responsables de la Consejería de Sanidad se "olvidaron" de renovar unos ascensores antediluvianos, con puertas manuales y de hojas, que se abren y se cierran como si fueran armarios y que no son precisamente los más adecuados para unas instalaciones de estas características.

Los elevadores dan vergüenza, por su aspecto y por el estado de mantenimiento y no sé si algún inspector de la Consejería de Industria se ha pasado por el Hospital de Ofra para comprobar lo que allí hay y en qué estado, porque los he visto recientemente y he sacado fotografías de esos ascensores y que pueden ver adjuntas a estas líneas. Allá cada cual con sus responsabilidades. Pero luego pasan desgracias que podrían ser evitables, piensa uno.


Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: