Al Golpito

Un año más, la Asociación Kairós, llevó a cabo una gran labor humanitaria con los más necesitado en la isla de Tenerife

18.01.2020 | Redacción | Opinión

Por: Rafael J. Lutzardo Hernández

Un año más, la Asociación Kairós, llevó a cabo una gran labor humanitaria con los más necesitado en la isla de Tenerife. Un gran equipo humano, coordinado por su presidente, Benjamín Barba. En su informe de 2019, la Asociación Kairós publica con toda claridad y transparencia los resultados de la labor llevada a cabo de manera altruista y comprometida con la sociedad de las familias más necesitada de la isla tinerfeña.

En el año 2019, la Asociación Kairós ha comprobado dos realidades: por un lado, la mejora económica a nivel de la sociedad canaria en términos globales: niveles de empleo, consumo...; y a la vez, que la pobreza forma parte de la población canaria.

Estas observaciones vienen avaladas por el prestigioso informe AROPE (AROPE: At-Risk- Of Poverty and Exclusion) publicado el 17 de octubre 2019, coincidiendo con el Día Internacional para la erradicación de la pobreza, en el cual se indica que Canarias tiene un 36,4% de su población (773.422 personas residentes en las Islas) en riesgo de pobreza, lo cual supone un 10% más que el de la media nacional, 26,1%.

En cuanto a la tasa de riesgo de pobreza, en la que se incluyen los hogares con una renta inferior al umbral de pobreza, los datos en Canarias alcanzan el 32,1%, lo que supone un incremento de 1,6 % con respecto a 2017, siendo el umbral 2018 para el Archipiélago de 7.228 euros anuales (602,33 euros/mes) por persona.

EXPLICACIONES BÁSICAS REALIZADO POR LA ASOCIACIÓN KAIRÓS:

La Asociación Kairós trabaja en un proyecto social integral hacia la persona y familia, ofreciendo: cursos de formación en la alimentación saludable, gestión de la economía familiar, refuerzo escolar a los menores, talleres de manualidades y reparto de alimentos. En el mes de marzo de 2020 se publicará el informe completo de todas las actividades realizadas durante el año.

El trabajo de la Asociación es realizado por personas voluntarias, que han hecho del voluntariado una forma de canalizar su deseo de ayudar al prójimo, previniendo y acompañando a las personas que viven en el umbral de la pobreza para que puedan salir de la misma.

El área que mayor esfuerzo, tiempo y economía requiere es el del reparto de alimentos. Este reparto está dirigido a personas y unidades familiares derivadas por los profesionales de los servicios sociales del ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife en un 90%, el 10% restante de entidades que tienen convenios de colaboración con el Cabildo de Tenerife, Gobierno de Canarias y el Ministerio de Asuntos Sociales del Gobierno de España.

Estas entidades tratan diversas cuestiones relacionadas con la integración de las personas en la sociedad, y en este caso, también, la necesidad de apoyo en la alimentación. Un profesional del trabajo social de estas entidades hace una derivación hacia nuestra entidad, una vez analizada cada situación, para que apoyemos con alimentos a estas personas.

La Asociación Kairós Tenerife hace entregas de alimentos una vez al mes para cada unidad familiar. El procedimiento se realiza a través de cita previa; es decir, cuando una familia viene a recoger los alimentos, al mismo tiempo se le entrega una cita (día, hora, y número) para el siguiente mes, siempre que las fechas de la derivación de los profesionales del trabajo social esté al día. Si esta documentación no es renovada, se da de baja la unidad familiar.

Los alimentos que se entregan proceden del FEGA (Fondo Español de Garantía Agraria): arroz, leche, pasta, galletas, garbanzos cocidos, alubias cocidas, atún, cacao en polvo, alimentos infantiles, y aceite. A estos alimentos hay que añadir otros productos procedentes del Banco de Alimentos de Tenerife, y también aquellos que nosotros adquirimos, bien sea por donación de empresas, o, a través de la compra de alimentos frescos, como son la fruta y la verdura que permiten ofrecer a las personas una alimentación lo más saludable y equilibrada posible. La media de kilos de alimentos entrega cada mes ha sido de 30.000 y el total de alimentos entregados en 2019 ha sido de 363.438 kilos.

DATOS ESTADÍSTICOS:

Los datos diferenciados en la entrega de alimentos en 2019 son los siguientes: el total de personas diferentes atendidas: 2.761. El total de unidades familiares diferentes: 1.084. Lo que hace que la media de miembros por unidad familiar sea casi de 3 personas (2,54). Por sexo: mujeres, 1.519 (55,1%); hombres, 1.238 (44,9%). Por nacionalidad: inmigrantes, 526 (19,1%); españoles, 2.231 (80,09%). Por frecuencias de edades: 0 a 15 años, 733 (26,6%); entre 16-64 años, 1.822 (66,0%); mayores de 65 años, 202 personas (7,3%).

ALGUNAS CONCLUSIONES:

Aunque se pueda estar dando una recuperación económica, empleo, bajada de índices de pobreza, aumento del consumo personal...; lo cierto es que, en nuestra sociedad, hay una bolsa de pobreza muy considerable (36%) de la población Canaria), y que la recuperación económica no ha logrado sacar del umbral de la pobreza a muchas personas.

Al observar la comparativa de los datos en los últimos cinco años, desde que se considera que comenzó la recuperación económica, nos encontramos que las personas a las que atendemos están casi en los mismos porcentajes. También se aprecia un aumento progresivo, desde el año 2017, de personas inmigrantes, siendo en el año 2019 un 20% del total.

Un año más, y venimos detectándolo desde el 2015, cada vez son más las personas a las que atendemos que tienen alguna “forma” de empleo laboral, que debe de ser de mala calidad y peor remunerado, ya que, los profesionales del trabajo social ven la necesidad de que a esa unidad familiar se le apoye con alimentos, y a pesar de que están trabajando, no pueden afrontar los pagos básicos para una vida digna.

En nuestra observancia, subjetiva, desde nuestro trabajo y el trato con las personas a las que atendemos, concluimos que, las políticas sociales seguidas por las diferentes administraciones han mostrado a lo largos de esta década no lograr frenar la pobreza; más bien están creando una filosofía asistencialista, ya que las personas al recibir propuestas de trabajo y comparar el salario a percibir, con lo recibido a través de diferentes prestaciones sociales de las administraciones, prefieren vivir de las prestaciones sociales. Hace falta una nueva política social y laboral que saque del paro a las personas; que el empleo ofrecido sea estable y con una remuneración económica lo suficientemente atractiva para que a las personas se les impulse a retomar un proyecto de vida diferente, en vez del de ver cómo pasan los días sin poder hacer algo productivo para sí mismos y para la sociedad.

AGRADECIMIENTOS:

A las personas voluntarias que dedican parte de su tiempo y su entrega a las personas que viven el drama de la pobreza. Sin ellas, no se podría hacer todo el trabajo que hemos realizado durante este año.

A las empresas y personas que donan dinero o alimentos para que puedan ser entregado a los más desfavorecidos: SADA Montemar, Fred Olsen y Banco de Alimentos de Tenerife. Especial mención queremos hacer a la Obra Social de la Caixa, por el acuerdo firmado y financiado para el proyecto de 2019, el cual nos ha permitido comprar alimentos básicos (leche y aceite) para complementar las entregas de alimentos frescos como, fruta y verdura, así como alimentos especiales para las personas que padecen determinadas enfermedades relacionadas con la alimentación.

A la empresa MERCAFLOTE, por su generosidad al ayudarnos con las infraestructura y logística para el traslado, carga y descarga de los alimentos. A la Iglesia Cristiana Evangélica de Santa Cruz de Tenerife, C/ Alcalde Mandillo Tejera por la cesión de las instalaciones y el asumir los gastos de luz, electricidad y mantenimiento de las instalaciones que usamos.

A los medios de comunicación por interesarse por la labor que realizamos y dar a conocer le realidad social en nuestra tierra, de un porcentaje muy considerable de personas que viven en el umbral de la pobreza.

Rafael J. Lutzardo Hernández

Rafael J. Lutzardo Hernández

Periodista y escritor. Actualmente colabora como columnista y realiza reportaje de sociedad en El Diario de Avisos.

Autor de numerosos prólogos de libros y programas de fiestas populares de nuestra tierra. Autor del libro "Vamos de Guachinches y otras casas de comidas"

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.