Desde La Mesa Mota

Tengo entendido, porque me lo han dicho personas serias, que Carlos Alonso Rodríguez, actual presidente del Cabildo de Tenerife, era un magnífico funcionario de la Administración autonómica canaria, que destacaba por su trabajo y eficiencia

21.11.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Tengo entendido, porque me lo han dicho personas serias, que Carlos Alonso Rodríguez, actual presidente del Cabildo de Tenerife, era un magnífico funcionario de la Administración autonómica canaria, que destacaba por su trabajo y eficiencia, pero hemos visto que desde que se metió en política (primero en el Partido Popular y ahora en Coalición Canaria) es un auténtico desastre, con mucho afán de protagonismo personal, con demasiadas ambiciones y, sobre todo, un verdadero liante. 

Sí, parece como si al señor Alonso le encantasen los líos. Y la ha liado parda con enfrentamientos del Cabildo tinerfeño con otras instituciones presididas, paradójicamente, por compañeros de su propio partido, CC, lo que nos viene a demostrar el nerviosismo que los dirigentes nacionalistas tienen, ante el inminente peligro de perder esos organismos públicos que ahora gestionan en minoría, gracias a extraños pactos con otros partidos, en un auténtico tratado sobre la distorsión de la Democracia (con mayúscula). 

Alonso ha sido capaz de meterse con el Gobierno de Canarias (también de CC) por su inutilidad a la hora de resolver las congestiones de tráfico que se producen diariamente en las dos principales autopistas tinerfeñas, lavándose las manos y escondiendo la cabeza bajo tierra para intentar eludir cualquier responsabilidad como presidente del Cabildo. 

Asimismo, en las últimas horas se ha metido contra el alcalde de La Laguna (también de CC), porque el Ayuntamiento que preside José Alberto Díaz (también de CC) no le paga a Titsa lo que le debe por el servicio de guaguas en la ciudad universitaria. 

Si estos enfrentamientos entre dirigentes de un mismo partido se produjeran en cualquier otro sitio, el señor Alonso hubiera sido llamado a capítulo y suspendido de militancia dentro de su fuerza política. Pero estamos hablando del circo de CC, donde crecen los enanos, que están ciertamente desesperados ante la posibilidad de perder grandes cuotas de poder en las elecciones municipales y autonómicas que se celebrarán en mayo del próximo año. 

Ya ha empezado la precampaña, a seis meses vista. No nos queda nada, porque ya circulan vídeos de muy baja estofa por las redes sociales. Uno ridiculizando a Patricia Hernández, candidata socialista a la alcaldía de Santa Cruz y otro poniendo a parir al primer edil chicharrero José Bermúdez. Los dos de muy mal gusto. No nos queda nada que ver en los próximos meses...

Imagen: eldiario.es

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: