Desde La Mesa Mota

En estos paseos he podido comprobar el mal estado en que se encuentran varias decenas de casa tradicionales de zonas rurales de estas Islas

15.05.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

He estado paseando en las últimas semanas por diversas zonas y barrios del municipio norteño de Tacoronte, en la comarca tinerfeña de Acentejo, tierra vitivinícola por excelencia y ciudad que conserva muchas de las tradiciones típicas canarias.

En estos paseos he podido comprobar el mal estado en que se encuentran varias decenas de casa tradicionales de zonas rurales de estas Islas y me preocupa seriamente que esas edificaciones se vayan a perder irremisiblemente, porque están abandonadas, cerradas y muchas de ellas en ruinas, con techumbres caídas y ventanas y puertas tapiadas.

Muchas de estas propiedades se muestras así de mal porque seguramente sus antiguos propietarios ya han muerto y, si dejaron herederos, puede que hayan surgido problemas a la hora del reparto de bienes de los difuntos, por lo que será muy difícil que esas edificaciones se restauren adecuadamente y se arreglen todas las deficiencias detectadas en ellas, por lo costoso de las obras.

No obstante estas circunstancias, el Ayuntamiento de Tacoronte debería aprobar algún plan conducente a la conservación de estas edificaciones tradicionales, si no quiere perder gran parte del patrimonio arquitectónico de este municipio, en donde hay aún zonas co mucho sabor canario.

Seria una pena que no se buscara una solución a esta situación de dejadez y de abandono, porque el mal se está extendiendo peligrosamente por todo Tenerife y estamos perdiendo una verdadera señal de identidad "de lo nuestro", como ha ocurrido en Santa Cruz, que fue desposeída por el mal llamado progreso de su centro marítimo e histórico, con la desaparición de casas tan emblemáticas como las de la Plaza de la Candelaria Hotel Orotava, Casino Principal, etc.) y la calle de La Marina, con la Casa Hamilton, de la que solo se rescató su escalera de madera noble, hoy instalada en el edificio de la Presidencia del Gobierno.

Les adjunto a estas líneas varias fotos que saqué recientemente en distintas zonas de Tacoronte, para que vean, amables lectores, el deplorable estado de algunas casas típicas y tradicionales canarias. Un auténtica pena en un municipio gobernado, casualmente, por un partido nacionalista. ¿Nacionalista? Lo dudo...


Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: