Opinión

La participación de los agentes económicos es buena para identificar las preferencias sociales, pero a continuación se debe ejecutar un programa de intervención que garantice eficiencia

21.05.2020 | Redacción | Opinión

Por: Manuel Romero Hernández

Profesor Titular Universidad
Departamento de Análisis Económico Aplicado
Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

Manuel.romero@ulpgc.es

Un Plan de Reactivación Social y Económica que garantice un desarrollo socioeconómico equitativo y sostenible a largo plazo debe planificarse con el objetivo de garantizar bienestar social. La participación de los agentes económicos es buena para identificar las preferencias sociales, pero a continuación se debe ejecutar un programa de intervención que garantice eficiencia.

Este programa debe contener las siguientes fases o apartados.

Primera Fase. Definir los objetivos que se desean alcanzar.

Segunda Fase. Definir los principios de actuación. Sugiero la siguiente lista de principios de actuación:

1. Invertir fondos públicos para crear Capital Social, Humano Político Económico genera crecimiento económico sostenido a largo plazo. La inversión en capital humano en particular es una fuente igualdad de oportunidades, desarrollo democrático y también crecimiento económico.
2. No regalar dinero, prestarlo. Sólo subvencionar a fondo perdido a personas que no tienen capacidad de recuperación económica a largo plazo. La manera de hacerlo puede ser múltiple Crédito Fiscal, Aval bancario a Créditos de bajo interés, Crédito Fiscal.
3. Crear Recoger la intensidad de las preferencias en las políticas públicas. Evaluación de grandes políticas públicas para medir su rentabilidad y garantizar la eficiencia.
4. Consenso político en la toma de decisiones para que todos los grupos sociales estén representados en la toma decisiones.
5. Medidas de emergencia social con transferencia directa en efectivo para asegurar las necesidades básicas de los ciudadanos.

Tercera Fase. Análisis Económico de la Estructura Económica de las islas

Cuarta Fase. Identificación de los agentes económicos afectados, individuos, familias, empresas.

Quinta Fase. Evaluación del impacto socioeconómico individual de los agentes económicos afectados con las políticas públicas que se proponen ejecutar. De manera excepcional asignación de pesos a los agentes económicos que se desea priorizar para favorecer la integración social. Selección de las políticas públicas más eficientes socioeconómicamente.

Sexta Fase. Definición de medidas de emergencia social a corto plazo para paliar el efecto de la paralización de la actividad económica a largo plazo.

Séptima Fase. Definición de plan de actuación de inversión de fondos públicos a medio y largo plazo para la regeneración de la actividad socioeconómica y la consolidación de un sistema económico eficiente, sostenible y equitativo en el acceso a la riqueza.

Cualquier inversión de fondos públicos debe ir destinado a mejorar la eficiencia, significa ahorros en los costes de producción, mejora de la calidad de vida de las personas. Construir un paseo marítimo o una carretera no necesaria genera crecimiento económico pero similar al que generaría poner personas a cavar un agujero y volver a tapar al final del día. Las carreteras se construyen cuando los ahorros de tiempo, accidentes y coste operativo de los vehículos cubre los costes de construcción y mantenimiento. Existen muchas externalidades negativas derivadas de servicios públicos que son posibles y deseables gravar y que generan ingresos fiscales positivos.

Un Seguro Público Mutualizado para futuras crisis económicas o financieras es una garantía de estabilidad. Si todos los ciudadanos hubieran dispuesto de un ahorro para mantener durante la cuarentena la crisis social y el endeudamiento público hubiera sido muy inferior.

La igualdad de oportunidades democratiza el acceso a la riqueza y garantiza el crecimiento económico sostenible a largo plazo y sociedades más avanzadas. La política pública que garantiza formación de capital humano es la educación en todos sus niveles. La educación superior en particular garantiza el desarrollo económico y la innovación a largo plazo.

Manuel Romero Hernández

Manuel Romero Hernández

https://manuelromerohernandez.wordpress.com

Profesor Titular de Universidad en el Departamento de Análisis Económico Aplicado en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. desde 1997. Imparto mi docencia en Políticas y Economía Pública, y Microeconomía.

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.