NOVEDADES

Conocer el Alzheimer.

María del Carmen García Mora   26-11-2016   12:11:25   Tagoror Digital

El Alzheimer puede aparecer en cualquier edad de la etapa adulta, pero el mayor riesgo para padecer esta enfermedad es envejecer.

26.11.2016. Redacción.

Por: María del Carmen García Mora

Psicóloga General Sanitaria

Colegiada T-1412

El Alzheimer puede aparecer en cualquier edad de la etapa adulta, pero el mayor riesgo para padecer esta enfermedad es envejecer. Es la enfermedad que más preocupa padecer a nuestros mayores.

A principios del siglo pasado, el psiquiatra y neurólogo Alois Alzheimer hizo la primera descripción de esta enfermedad. Por lo tanto, es una enfermedad relativamente nueva y desconocida y aunque en las últimas décadas se han hecho enormes esfuerzos de investigación en este campo, sigue planteando muchos enigmas. Lo que se intenta ahora mismo desde la ciencia y la sanidad es detectar el Alzheimer en sus primeras etapas, ya que así es más fácil, retardar su desarrollo.

Según datos de Servicio Canario de Salud, en Canarias se diagnostica de media, 18 casos por cada 10.000 habitantes. Tenerife tiene la tasa más alta de incidencia de esta enfermedad llegando a 23 casos por cada 10.000 habitantes y Fuerteventura y Lanzarote, registran las menores tasas con 6 u 8 casos, respectivamente.

¿Qué es el Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es el tipo de demencia más común, un término general para denominar a las enfermedades que ocurren cuando el cerebro ya no funciona correctamente. La enfermedad de Alzheimer causa problemas de memoria, el razonamiento y la conducta.

En una primera etapa los síntomas pueden confundirse con olvidos propios de la edad, con el comienzo de otras patologías como puede ser el Parkinson.

Las 10 señales que señalan los expertos y que alertan de la posibilidad de sufrir Alzheimer u otra demencia son:

Cambios de memoria que dificultan la vida cotidiana: olvidarse repetidamente de fechas, de nuevos aprendizajes o de cosas cotidianas.

Dificultades para planificar o resolver problemas: dificultades para recordar una receta conocida o para manejar las cuentas.

Dificultades para desarrollar tareas cotidianas de la casa, del trabajo o de ocio: no recordar cómo hacer tareas domésticas habituales, no recordar reglas de un juego muy común.

Desorientación de tiempo y lugar: pueden no saber que día es o que estación del año, olvidarse de donde están y como han llegado allí.

Dificultad para comprender imágenes visuales y cómo objetos se relacionan uno al otro en el ambiente: dificultades en calcular distancia, no reconocer colores o formas

Problemas en el uso del habla o de la escritura: problemas para participar en una conversación, error al nombrar las cosas.

Colocación de objetos fuera de lugar y la falta de habilidad para retrazar sus pasos: perder cosas y no ser capaz de retrazar sus pasos para encontrarlas

Disminución o falta de buen juicio: prestar menos atención al aseo personal, o comprar grandes cantidades de cosas sin razón.

Pérdida de iniciativa para tomar parte en el trabajo o en las actividades sociales: puede empezar a perder la iniciativa para ejercer pasatiempos, actividades sociales, proyectos en el trabajo o deportes

Cambios en el humor o la personalidad: puede mostrar cambios de humor que no son habituales, o mostrarse deprimidos, enfurruñados, sobre todo en ambientes extraños.

No todas las personas desarrollan todos los síntomas y la evolución es diferente en cada persona.

Algunas personas sienten mucho miedo e intentan ocultar sus síntomas. Pero es importante que si te ves reconocido en estos síntomas o crees que algún familiar o amigo los está sufriendo, acudan cuanto antes al médico.

El Alzheimer no tiene cura en la actualidad y se desarrolla en varias etapas que van a ser diferentes en cada persona: desde necesitar supervisión ocasional a necesitar ayuda las 24 horas del día. Por eso, es importante detectarlo en las primeras etapas, cuando más fácil va a ser su tratamiento y cuando se puede retardar su desarrollo.

Aunque el cuidado de la persona con Alzheimer recae en sus familiares, existen muchas asociaciones que ayudan a entender la enfermedad e informan de recursos y servicios.

¿Podemos hacer algo para prevenir la aparición del Alzheimer?

Como dije al principio, la edad es el mayor factor de riesgo, también es determinante la herencia genética, pero con estas dos cosas no podemos hacer nada. Además, al ser una enfermedad en estudio, todavía no hay resultados que determinen con eficacia los factores determinantes de su aparición.

Nosotros podemos tener cuidado con nuestra mente tanto a nivel físico como psicológico. Prevenir accidentes, ya que se ha encontrado relación entre lesiones cerebrales y Alzheimer. Llevar acabo un envejecimiento activo, mantenernos activos físicamente, psicológicamente y socialmente. Llevar una dieta equilibrada, vigilar los niveles de colesterol y la hipertensión, realizarnos chequeos médicos habituales. En definitiva, como en otras enfermedades mantenerse activo a todos los niveles y realizar conductas sanas en nuestra vida.

No dudes acudir a un especialista a la menor duda.

María del Carmen García Mora

6

Psicóloga Sanitaria (UNED)
Máster de Psicología Clinica de la ULL
Experta en Mindfulness

 

 

Aviso Legal: Tagoror no se hace responsable de los comentarios y opiniones de sus colaboradores.

COMENTARIOS


© Copyright 1999-2017, Todos los derechos reservados.
Un website de Tagoror
RSS Feed Alojado por Deranet Hosting

SSL