Opinión

Somos seres humanos y como tales tenemos la capacidad de sentir, de vibrar y de notar cada ritmo de la vida

21.11.2018. Redacción | Opinión

Por: Sonia Rodríguez Acosta

Coach

Somos seres humanos y como tales tenemos la capacidad de sentir, de vibrar y de notar cada ritmo de la vida. A veces no nos damos el permiso necesario para sentir cada latido de nuestro corazón y hacia dónde quiere ir. Lo cierto es que parte de nuestra humanidad es sentir dolor, pero lejos de querer sentirlo lo queremos evitar, produciendo así más dolor si cabe. El dolor es parte de la vida, todos en algún momento lo sentimos y no pasa nada, no te va a matar, solo te va a enseñar a ser más fuerte. Muchas veces el dolor es nuestro mejor maestro, nos da lecciones que sin él no hubiésemos aprendido. Aprende de esa semilla y sigue creciendo. Date permiso para sentir, tanto lo bueno como lo malo, lo bueno lo disfrutas y de lo malo aprendes.

Hay gente que su zona de confort está en el dolor y sufrir no se trata de eso, se trata de sentir, aceptar, aprender y crecer. Se trata de no negarnos a sentir. Aprender a sentir para aprender a vivir, la vida es maravillosa, cada minuto es un regalo. Disfrutar de los buenos momentos es darte permiso para que tu alma de alas a tu corazón. Es entonces cuando la libertad toma las riendas de tu vida y das permiso para sentir todo lo que llegue a ella. Eres consiente de que la vida es bella pero no fácil, simplemente siéntela como viene. Siente ese amor tan profundo que tienes en tu corazón hacia él o ella. No lo juzgues, simplemente siéntelo. Vívelo como un regalo porque el buen amor siempre lo es. Puedes salir herido pero reforzado a la vez. Esa herida sanará y volverás a amar. Quien pierde realmente es quien no sabe amar.

Sentir me encanta esta palabra y lo que ello significa, lo más bello de la vida, ni se ve, ni se toca, tan solo se siente con el corazón y es que ya lo decía el principito lo esencial es invisible a los ojos.

Sentir el dolor es normal, exigirse ser fuerte siempre trae consigo problemas emocionales como ansiedad, depresión etc… lo cierto es que somos seres emocionales, unas veces estamos muy bien y otras no, todo forma parte de nuestra humanidad. Humildad para reconocer estos estados y no negarnos a sentir lo que estamos sintiendo. Darse permiso para sentir es abrir nuestra puerta interior que nos ayuda a vivir. Como dije anteriormente no se trata de estar en ese estado permanentemente si no aprender de él y evolucionar. Cuando nos resistimos a algo solo lo potenciamos, lo que niegas te somete, lo que aceptas te libera. Deja que tu alma descanse siente y acepta. Cuando estés listo suelta, todo dolor viene a darnos una lección, aprende y suelta déjalo ir como un globo que se pierde en la inmensidad del universo.

Date permiso para sentirte vivo, siente ese rayo de sol entrando por tu ventana, ese dolor que ahora escuece pero luego te hará más fuerte. Siente tu brillo y poder, siéntete humano. Siente la vida como entra en tus manos, siente tu rio interior, siente como todo lo cura el amor. Date permiso para sentir, date permiso para vivir.

Sonia Rodríguez Acosta

Sonia Rodríguez Acosta

Coach de vida
Coach de procesos emocionales
Coach nutricional
Especialista en gestión de la ansiedad, miedos, fobias, motivación, autoestima y educación emocional.

Sígueme: