Opinión

Como Presidente de la Fundación Canaria Reserva Mundial de la Biosfera La Palma me complace felicitar al conjunto del pueblo palmero porque tal día como hoy, hace ya 20 años, la UNESCO declaró todo el territorio insular como Reserva Mundial

05.11.2022 | Redacción| Opinión

Mariano Hernández Zapata

Presidente del Cabildo de La Palma

Reserva Mundial de la Biosfera La Palma

Como Presidente de la Fundación Canaria Reserva Mundial de la Biosfera La Palma me complace felicitar al conjunto del pueblo palmero porque tal día como hoy, hace ya veinte años, la UNESCO declaró todo el territorio insular como Reserva Mundial de la Biosfera.

Celebramos este aniversario con la mente y el corazón puesto en el suroeste de nuestra isla, castigada por una abrupta erupción volcánica que ha afectado la vida y los sueños de nuestra gente pero con el convencimiento que con el trabajo y esfuerzo de todos dejaremos este episodio atrás para llenar La Palma de oportunidades.

No cabe duda que estamos pasando tiempos muy complicados, pero la experiencia obtenida hasta la fecha, hace que en estos momentos, instituciones como la Reserva Mundial de la Biosfera La Palma se erija como nodo de promoción de la innovación, de aporte de nuevas ideas, de aprovechamiento de sinergias en los distintos ámbitos competenciales y de cooperación para la promoción de proyectos de interés estratégico, actuando, a su vez, como un vector de utilidad pública para la reorientación, promoción y mejora permanente de la estrategia del desarrollo sostenible insular, destinada a cumplir con el objetivo de la mejora de la vida de los palmeros.

Desde la Reserva Mundial de la Biosfera La Palma nos estamos marcando para la Isla de La Palma el reto de aplicar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, creados como un llamamiento universal para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad para el año 2030. Son el plan maestro para conseguir un futuro sostenible para todos. Se interrelacionan entre sí e incorporan los desafíos globales a los que nos enfrentamos día a día, como la pobreza, la desigualdad, el clima, la degradación ambiental, la prosperidad, y la paz y la justicia. Para no dejar a nadie atrás, es importante que logremos cumplir cada uno de estos objetivos al 2030. Para eso, desde la Isla tenemos que aunar fuerzas para implementar la Agenda 2030 y sus Objetivos a través de una estrategia que apueste por su vertiente internacional y la sostenibilidad ambiental. Los problemas a los que se refiere la Agenda 2030 y los ODS son demasiado serios y afectan de manera demasiada directa a la vida de las personas como para dejarlos sin actuar, por eso institucionalmente continuaremos trabajando para profundizar en un plan con marco de acción concreto, en el que se incorporen mecanismos de seguimiento y evaluación.

Ahora, más que nunca, necesitamos seguir apostando por la sostenibilidad y el compromiso con nuestro territorio y nuestra gente, Como Reserva de la Biosfera, desde nuestra experiencia en la gestión territorial, social y ambiental, tenemos el desafío, y sobre todo la oportunidad, de seguir siendo un lugar de excelencia para la consecución de estos objetivos y, por tanto, para la puesta en marcha de modelos socioeconómicos sostenibles en los que la voz de la ciudadanía sea protagonista.

En este sentido, sabemos que nuestro compromiso es firme y honesto. Por eso me permito pedir a las mujeres y hombres de La Palma un esfuerzo colaborativo para que sean actores principales en el gran desafío que tenemos por delante y que no es otro que defender nuestra idiosincrasia, nuestra identidad y, a la vez, avanzar en el desarrollo social y económico de nuestra Isla y sus gentes.

“Somos Biosfera”.

 

 

 

 

Imagen: Mariano Hernández Zapata, presidente del Cabildo de La Palma | CEDIDA