Desde La Mesa Mota

Lluis Serra explicó que los canarios consumimos en exceso papas, azúcares y bollería, así como lácteos y cereales refinados, pero pocas ensaladas, y realizamos poca actividad física

10.12.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

El presidente de Nutrición Sin Fronteras y catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas, Lluis Serra Majem, ha advertido recientemente a los diputados del Parlamento de Canarias de que la deficiente alimentación de la población canaria "es el verdadero responsable de los problemas de la salud pública".

"Canarias va un paso por delante en obesidad y diabetes y un paso por detrás en la promoción de una alimentación saludable", lo cual afecta sobre todo a la población más vulnerable desde el punto de vista socioeconómico, porque la pobreza multiplica por tres el riesgo de padecer estas enfermedades, ha asegurado este experto, quien añadió que solo con cambiar de la "fast food" a la dieta mediterránea supondría 4.000 muertes por infarto menos y 8.500 casos de diabetes menos en este Archipiélago, algo que "ningún medicamento podría conseguir nunca".

Lluis Serra explicó que los canarios consumimos en exceso papas, azúcares y bollería, así como lácteos y cereales refinados, pero pocas ensaladas, y realizamos poca actividad física.

En un estudio con 7.500 voluntarios de entre 55 y 75 años se comprobó la reducción de la morbilidad cardiovascular, del cáncer de mama e incluso de la depresión asociada al consumo de dieta mediterránea con aceite de oliva y frutos secos, frente a los que dan prioridad a los hidratos de carbono.

Empieza a ser preocupante el procentaje de obesidad entre los niños y jóvenes isleños, sobrepeso causado por una alimentación de muy poca calidad, basada en la comida basura con consumo excesivo de perros calientes, hamburguesas, pizzas y bollería industrial, lo que repercutre directamente en la aparición de nuevos casos de dislipemias (aumento de colesterol y triglicéridos) y, lo que aún es más grave, la proliferación de casos de diabéticos y de morbilidad temprana por problemas circulatorios y cardiovasculares.

Los responsables de salud pública en el Gobierno de Canarias deberían tomar medidas urgentes, revisar directamente los menús que se sirven en los comedores escolares y, como ha pedido Podemos en las Islas, sería conveniente gravar con mayores impuestos las bebidas azucaradas y toda la comida basura, pera evitar su consumo masivo por parte de la población isleña.

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.