Opinión

Hemos oído hablar de la adicción a sustancias toxicas, drogas, alcohol etc… ¿pero qué hay de la dependencia emocional?

26.09.2018. Redacción | Opinión

Por: Sonia Rodríguez Acosta

Coach

La dependencia emocional se define como un patrón persistente de necesidades emocionales insatisfechas que se intentan cubrir de una forma desadaptativa con otras personas (Castelló 2000). Es una necesidad afectiva extrema que una persona siente hacia otra.

Hemos oído hablar de la adicción a sustancias toxicas, drogas, alcohol etc… ¿pero qué hay de la dependencia emocional?, muchos de nosotros hemos oído hablar de este tema sin percatarnos de la gravedad de la situación. Este tipo de dependencia afecta tanto a hombres como a mujeres, sin embargo los hombres no suelen reconocer este tema por vergüenza. La dependencia emocional es el enganche que una persona tiene hacia otra, sea su pareja o la necesidad que tiene de tener alguien al lado. Esta necesidad los hace vulnerables y propensos a conocer personas de personalidad abusiva. Las personas que tienen esta dependencia son personas con una característica en común, necesidad de amor y vínculo afectivo. Son personas que no pueden estar solas y no conciben su vida sin alguien al lado. Esta dependencia les lleva a buscar parejas con un carácter dominante, egoístas y déspotas. Esto no resulta nada extraño ya que la persona dependiente tiende a idealizar a su pareja y a tener una cierta sumisión hacia él o ella que puede llegar a ser excesiva y muy dañina.

La persona dependiente tiene la necesidad de ser aprobada y aceptada por el otro. Esto le llevara a hacer cosas solo por el hecho de ser reconocidas, aunque ello signifique faltarse el respeto a ella o a él mismo.

Con lo cual estamos viendo que la base del problema es una bajísima autoestima que lleva al dependiente emocional a criticarse, juzgarse y sentirse inferior y culpable constantemente. Lo que hace que su pareja ejerza un rol dominante cada vez más acentuado, con las consecuencias propias de este tipo de situaciones. En ocasiones puede llegar al maltrato físico y psicológico. Llegados a este punto vemos la gravedad de este tema que si no es tratado a tiempo puede llegar a ser una situación muy dramática.

Estas parejas no suelen durar mucho, pero el término de la relación no dará la solución al problema, ya que la persona dependiente intentara una y mil veces volver con su ex pareja. Así se desencadena un círculo vicioso donde la autoestima de dependiente se ve más mermada si cabe. En el caso de que este vínculo se rompa del todo la persona dependiente buscara otra persona que supla sus carencias. Por lo que muy probablemente repetirá patrones.

Como hemos estado viendo hasta ahora es un problema que se puede tornar muy grave, si no se ponen los medios necesarios para solventarlo.

El primer paso es darse cuenta que se tiene un problema y dar pasos hacia delante tomando terapias que ayuden a solucionarlo. Este paso es el más difícil, ya que el dependiente encuentra miles de excusas para no asumirlo.

Esto es algo que no solo afecta al dependiente sino a todo su entorno familiar y puede volverse una situación muy dramática sino se le pone freno pronto. Empecemos con una buena educación desde casa, dándoles a los niños valores de autonomía e independencia emocional. No puede faltar por supuesto una buena dosis de autoestima. De esta manera los niños crecerán sabiendo que ya son los suficientemente valiosos por si solos.

Ser felices es una cuestión nuestra, nadie te puede hacer feliz ni cubrir tus necesidades. El amor es libertad en compañía, es sumar juntos, para tener una relación sana, plena y feliz, fomenta tu independencia emocional. Amaras mejor, porque el buen amor es quererse bien.

AMA LIBRE DE CADENAS

AMA LIBRE DE MUROS QUE ENCADENEN TU AMOR

CREA UN ARCOIRIS DE LIBERTAD

Y CONSTRUYE TU PROPIA FELICIDAD

Sonia Rodríguez Acosta

Sonia Rodríguez Acosta

Coach de vida
Coach de procesos emocionales
Coach nutricional
Especialista en gestión de la ansiedad, miedos, fobias, motivación, autoestima y educación emocional.

Sígueme: