Desde La Mesa Mota

El otro día me mandaron el vídeo de una entrevista que le hice para

20.07.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

El otro día me mandaron el vídeo de una entrevista que le hice para "Mírame TV", allá por el año 2005, a don Pedro Rodríguez García-Prieto, ya tristemente fallecido, en la que él, contando su vida de director del Observatorio Meteorológico de Izaña, durante más de veinte años, se descubrió, casi sin querer, en el gran precursor de que en la cumbre tinerfeña se instalara en su día la gran antena de Televisión Española en Tenerife --instalaciones inauguradas en 1963 por el ministro Manuel Fraga Iribarne-- y, sobre todo, de que allí estén hoy en día los telescopios del Instituto de Astrofísica de Canarias, fundados por el profesor Francisco Sánchez.

Don Pedro Rodríguez García-Prieto vino destinado a la Isla al Observatorio Meteorológico de Izaña en los años cincuenta del pasado siglo, en unas instalaciones muy rudimentarias, sin calefacción, sin teléfono y sin los adelantos de hoy en día, y cuando caía una nevada, él y su familia, además de otros operarios, se quedaban totalmente aislados durante días porque entonces no había ni quitanieves ni coches 4x4, por lo que no había forma de comunicarse con la civilización.

Este hombre, que era un verdadero "manitas" se las ingenió para fabricar una radio, desde la que logró comunicarse con el mundo civilizado y descubrió las grandes cualidades del cielo del Archipiélago para la transmisión de ondas hertzianas, razón por la cual, años después, el Ministerio de Información y Turismo decidió instalar en Izaña la principal antena de Televisión Española en Canarias que daba la señal a varias Islas, organismo para el que también trabajó el señor Rodríguez García-Prieto, a quien tuve el honor y el placer de conocer en los últimos años de su vida.

Con ocasión del eclipse total de Sol que se pudo ver desde nuestro Archipiélago en el año 1958, don Pedro recogió unos restos de un pequeño telescopio que quedó abandonado en las cumbres tinerfeñas y que sirvió para observar el paso del cometa Halley en 1909. El hombre rearmó aquel instrumento y a través de él fotografió unas excelentes imágenes de la ocultación del astro solar, que fueron publicadas en el periódico "El Día" y reproducidas luego en varios rotativos nacionales y extranjeros.

Fue a partir de entonces, tas comprobar lo diáfano que era y es el cielo de Canarias, cuando enviaron a Tenerife a un licenciado en Física, para comprobar "in situ" los cualidades de limpieza de nuestra atmósfera. Aunque a ustedes les parezca increíble, aquel joven, que durmió y se hospedó en la casa de don Pedro durante una buena temporada, resultó ser el profesor Francisco Sánchez, que se enamoró de las Islas y que fundó, con el paso de los años y no siempre con el apoyo gubernamental que se hubiera deseado, el Instituto de Astrofísica de

Canarias (IAC), que cuenta hoy en día con unos observatorios que son referentes a nivel mundial.

Una historia muy curiosa y absolutamente real. Otro día les cuento cómo transcurrió la vida cotidiana de don Pedro Rodríguez en Izaña, un hombre extraordinario y un verdadero caballero, al que podemos ver en la foto que adjunto.

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: