Desde La Mesa Mota

Si algo caracteriza al grupo de gobierno municipal en el Ayuntamiento de La Laguna, en manos de Coalición Canaria y unos "retales" del PSOE, es la alegría con que gasta el dinero público

04.09.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Si algo caracteriza al grupo de gobierno municipal en el Ayuntamiento de La Laguna, en manos de Coalición Canaria y unos "retales" del PSOE, es la alegría con que gasta el dinero público, el del erario de todos los laguneros y los residentes en Aguere, sin tener en cuenta las grandes deudas que aún tiene la corporación local, por las anteriores y nefastas gestiones de los ex-alcaldes "nacionalistas" Ana María Oramas y Fernando Clavijo, dos políticos con agujeros en las palmas de sus manos, porque no supieron o no quisieron administrar adecuadamente las arcas, a pesar de ser ambos licenciados universitarios en Económicas. O precisamente por ello mismo. 

Uno no entiende por qué desde hace años Coalición Canaria en La Laguna contrata con una agencia determinada absurdas campañas de publicidad, tanto en vallas exteriores como con anuncios en la prensa y radios de Tenerife sobre las principales fiestas de la localidad y sus barrios, un tremendo gasto absolutamente innecesario, hecho que no sé si ha sido denunciado públicamente por los partidos de la oposición. Y no me refiero a cantidades económicas discretas, sino a algo así como cifras que rondan el millón de euros. 

Los laguneros y todos los residentes en el término municipal sabemos de sobra cómo y cuándo se celebran las principales fiestas locales, por lo que no se entiende tal dispendio, en lugar de emplear ese dinero mal invertido --que es como tirarlo a la basura-- en otras acciones de carácter social y benéfico. 

Esta manera de malgastar el dinero de todos se produce de forma periódica y desde hace bastantes años sin que se les caiga la cara de vergüenza. Estos días ya se ha puesto en marcha la "campaña" de las fiestas del Cristo (como se puede apreciar en la foto adjunta), con un mensaje absurdo, porque todo el mundo sable que los festejos en honor a la venerada imagen del crucificado lagunero tienen lugar en septiembre de cada año y que el día mayor de exaltación a la venerada imagen es el día catorce. 

Pero no es sólo con las fiestas del Cristo. El innecesario gasto se provoca artificialmente días antes de la Romería regional de San Benito Abad, en Navidad y en Reyes y hasta en las víspera de las fiestas patronales de Tejina. ¿Quién o quiénes se benefician de este despilfarro? Lo sospecho, pero hoy no voy a desvelar esa suposición. 

El día, si llega, en que se destape todo el polvo de debajo de las alfombras de las Casas Consistoriales, la mierda será de tal magnitud que procuraré estar lejos de la antigua Casa de los Capitanes Generales. ¿Me entienden? 

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: