Desde La Mesa Mota

El actual presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, casi se estrenó en el cargo con el importante incendio forestal declarado en Las Palmas hace unos días

21.08.2019 | Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

El actual presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, casi se estrenó en el cargo con el importante incendio forestal declarado en Las Palmas hace unos días y que, por fortuna y tras ímprobos esfuerzos, ya está en su fase terminal a la hora en que escribo estas líneas.

Es de considerar positivamente la transparencia informativa ofrecida por el titular de Ejecutivo autonómico, siempre claro y sincero en sus expresiones, sin alarmar nunca a la población y apoyándose en los informes y detalles que comentaban públicamente los responsables técnicos de extinguir el fuego, entre ellos el especialista tinerfeño, natural de La Guancha, Federico Grillo, que es el máximo responsable del Cabildo de Gran Canaria en estos asuntos, quien compareció también diariamente ante los medios de comunicación, en la sede del CECOES en Las Palmas.

Hay que valorar también en su justa medida los esfuerzos de las autoridades isleñas para salvaguardar las vidas humanas, una prioridad absoluta que se cumplió a rajatabla, por lo que no hay que lamentar ni un sólo herido de importancia como consecuencia del fuego en los montes de la isla hermana. Los desalojos de las casas que podrían estar afectadas se hizo de manera comedida y solo se realojó a sus moradores cuando las circunstancias lo han permitido.

Asimismo, ha sido loable la cantidad de voluntarios que acudieron estos días a los albergues habilitados por los diferentes ayuntamientos, así como la colaboración inestimable de la Cruz Roja y la solidaridad del pueblo grancanario con las personas desalojadas de sus casas.

No hay no qué decir los ímprobos esfuerzos de las brigadas forestales, de los miembros de las distintas unidades militares de emergencia y la inestimable colaboración del Ejército del Aire, de los demás Cabildos Insulares y el apoyo de muchas corporaciones y entidades isleñas.

Creo que las cosas suceden porque tienen que pasar en un momento dado. y esta triste y reciente mala experiencia debe servirnos para pensar y buscar soluciones efectivas para la preservación de nuestro medio ambiente, tan delicado además en unos territorios tan limitados como los que conforman las Islas Canarias, que viven mayormente de la actividad receptiva de millones de turistas y de sus bellezas paisajísticas, aunque cada vez son menos, por desgracia, por la propia mala gestión de unos gobernantes al servicio de intereses muy concretos, porque quienes están detrás de la destrucción del territorio no aman a su tierra, como esa el caso de la construcción de un hotel en El Médano, en las inmediaciones del paraje natural del volcán semisumergido de Montaña Roja y la playa de la Tejita.

Creo que si los responsable políticos cogen el toro por los cuernos, aún estamos a tiempo de salvar muchas cosas para nuestras generaciones futuras, aunque el daño ecológico al que ha sido sometido el Archipiélago ya no sea recuperable.

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme:

Tagoror Digital no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.