Desde La Mesa Mota

El consumo de tabaco está relacionado directa o indirectamente con casi el treinta por ciento de las muertes registradas en Canarias en los útimos años, según datos facilitados por las autoridades competentes del Gobierno de Canarias

29.08.2018. Redacción | Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

El consumo de tabaco está relacionado directa o indirectamente con casi el treinta por ciento de las muertes registradas en Canarias en los útimos años, según datos facilitados por las autoridades competentes del Gobierno de Canarias, un índice de mortalidad muy alto si lo compartamos con otras regiones del Estado. En las Islas la población fumadora representa la cuarta parte del total. 

La Consejería de Sanidad estima que el consumo de tabaco se cobró unas 6.900 vidas en el Archipiélago en los últimos tres años (entre 2015 y 2017), según un informe publicado por la Unidad de Mortalidad del Servicio de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública, lo que significa que más de dos mil personas mueren al año en las Islas por haber fumado. 

Solo durante 2015 perdieron la vida 2.310 personas. A partir de ese dato, y teniendo en cuenta el descenso gradual de la prevalencia de fumadores y de los fallecimientos asociados a ella en toda España, Sanidad estima que la suma de muertes en las Islas ese año y los dos siguientes asciende a casi siete mil personas. 

Todos sabemos que fumar perjudica seriamente nuestra salud, pero no todo el mundo es consciente de que los fumadores tienen cinco veces más riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, un 80% más de riesgo de padecer cáncer y un 60% más de riesgo de padecer una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), tipo enfisema. O que consumir tabaco produce ateromatosis en las arterias, cuya luz se va estrechando progresivcamente, cfdreando serias complicaciones circulatorias. 

Un dato que ejemplifica esta relación es que en el año 2015 fallecieron en las Islas 7.899 personas por cáncer. De ellas, 2.310 (1.702 varones y 608 mujeres) fallecieron por haber fumado. Es decir, el 31,7% del total de muertes por cáncer se debió al consumo de tabaco. 

Con respecto a las enfermedades cardiovasculares, la cifra de fallecidos fue de 4.349, de los que 733 se atribuyen al tabaquismo (17% de fallecimientos). 

Con respecto a las enfermedades respiratorias -sobre todo la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)- , las cifras totales son de 518 fallecidos, de los que 367 murieron como consecuencia del tabaco (70,8%). 

En resumen, se puede considerar que el tabaco fue responsable del 29% del total de fallecimientos producidos en las Islas en mayores de 35 años, lo que es un dato ciertamente alarmante. 

En distnitos centros de salud y en los hospitales de refertencia del SCS en el Archipiélago se han puesto en marcha programas de desintoxicación tabáquica, a través de unidades específicas atendidas por especialistas neumólogos y la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) organiza en su sede de Santa Cruz de Tenerife seminarios tendentes a que los fumadores que lop deseen abandonen esta perjudical adicción al tabaco. 

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: