Desde La Mesa Mota

En España, más de 60.000 personas fallecen cada año a causa del tabaco, lo que significa 164 muertes cada día

24.02.2018. Redacción / Opinión

Por: Paco Pérez

pacopego@hotmail.com

Por si ustedes no lo sabían, amables lectores, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el tabaco está vinculado al 65% de todas las muertes en la Unión Europea. Esto supone 1,9 millones de fallecimientos cada año por cáncer y la misma cantidad por enfermedades cardiovasculares. En España, más de 60.000 personas fallecen cada año a causa del tabaco, lo que significa 164 muertes cada día.

Estas cifras son muy frías, pero detrás de ellas hay, sin duda, muchos padecimientos, excesivas dolencias y una triste realidad. Si nos hacemos una idea de este grave problema social y hacemos una comparación, es como si diariamente se estallara un avión lleno de pasajeros en este país, y miren que un accidente aéreo con victimas mortales es siempre impactante.

El humo procedente de la combustión del tabaco está compuesto por unas 4.000 sustancias diferentes, 40 de ellas altamente tóxicas y cancerígenas. El apoyo profesional puede multiplicar por diez las posibilidades de dejar de fumar. Sin humo, la vida sabe mejor. Y para conseguirlo se necesita apoyo técnico, consejos, compañía y recompensas.

En la última Encuesta Nacional de Salud se afirma que en nuestro país casi un 30% de la población adulta es fumadora. Año tras año, los hombres encabezan este ránking. Lo que sí que varía en los últimos estudios es la edad de los fumadores. Actualmente, los que más fuman son los adultos con edades comprendidas entre los 24 y los 34 años. Por el contrario, entre los mayores de 65 años es donde se percibe un menor número de fumadores.

Fruto de las campañas de concienciación, según la Asociación Española contra el Cáncer, casi 3.000 fumadores acuden cada año a sus profesionales para intentar dejar de fumar. Más de un 61% de las mismos, lo consigue.

En Tenerife, en el Hospital de la Candelaria, por ejemplo, existe una unidad médica antitabáquica, coordinada por neumólogos especializados (los doctores Lorenzo Pérez Negrín y Ruth Pitti Pérez) en la que se ayuda eficientemente a dejar de fumar y sus métodos han tenido numerosos éxitos. Se trata de dos profesionales jóvenes, muy humanos y comprensivos, que se esfuerzan para que las personas que lo desean dejen el hábito del tabaco y se olviden para siempre de fumar. Y sé bien lo que digo, por experiencia propia.

Algunos informes estadísticos publicados recientemente afirman que casi el 32% de los fumadores españoles ha intentado dejar de fumar durante el último año. No siempre se consigue el objetivo, porque abandonar este pernicioso hábito no es tarea fácil y son numerosas las recaídas, todo hay que decirlo. Pero creo que, si alguno de ustedes quiere "de verdad" olvidarse de los cigarrillos, vale la pena intentarlo.

Paco Pérez

Paco Pérez

Periodista

Sígueme: